18 de julio de 2022
Poniendo un pizco de orden

Poniendo un pizco de orden

Es increíble cómo ha ido cambiando la mentalidad de una con el tiempo.


Cuando empecé a coser lo que me atraía era coserme ropa y lo demás era un “mal necesario” que evitaba como a la peste.


En este sentido me he vuelto más práctica… Ya no me centro sólo en lo que más me gusta, sino en aquello que me hace falta (el poder de hacerlo a tu gusto, no tiene precio).


¿Que necesito mascarillas? Me las coso yo. ¿Que quiero una banda para el pelo, para cuando me echo mis potingues en la cara? Me la coso yo. ¿Que necesito bolsa de labores para cuando tejo? (Ejem… Sabemos que no las necesito, peeero que me haya vuelto más práctica no quiere decir que lo sea del todo) ¡Me la coso yo!


Total que en un cajón andaba mi rodillo de masaje facial en una bolsa que lo ocupaba casi en su totalidad y dije: “¡Cambia eso que estás desaprovechando el espacio!”.


Entonces llegó Dawn de “Mi Rincón de Mariposas” con su tutorial de funda para gafas y lo vi como una señal. 


Ahí está mi rodillo de masaje facial de jade. Pondré enlace al final del post sobre cómo usarlo.
Como yo no tenía softshell sino tela plana que se deshilachaba con sólo mirarla, decidí hacer un par de adaptaciones buscando el resultado más pulcro posible, que las comparto por aquí.

Las medidas de mis telas fueron:
- Un rectángulo de tela plana (floreada) de 14.5x44 cm (sustituye a los dos rectángulos de softsell de Dawn cosidos entre sí por el borde corto)
- Dos rectángulos de tela plana (con lunares) de 14x7 cm

A cada rectángulo pequeño (con lunares) le di un margen de costura de un cm en sus dos lados más largos y doblé hacia el revés de la tela. Entonces continué con el tutorial de Dawn.

Ahí se ve el doblez de 1 cm en los bordes largos, y de 2 cm en los cortos.
Una vez tenemos las piezas pequeñas dobladas por la mitad a lo largo (las de lunares), y antes de colocarlas en cada lado corto de la pieza grande (la floreada), volví a doblar hacia el revés de la tela (margen de costura de un cm) los lados cortos de dicha pieza (la floreada). De resto, seguí con el tutorial de Dawn.

Ahí se ve la tela floreada doblada hacia el revés de la tela 1 cm en sus dos lados cortos. Ya luego posicioné la de lunares para coserlo todo junto.
Entonces uní los costados de la pieza floreada con costura francesa. En este tutorial Dawn explica cómo hacerlo estupendamente.
¡Y ahí les muestro las entrañas de la funda! Me encanta que "lo que no se ve" esté curiosito.

Conclusiones:


- Yo y mis cálculos no estuvimos muy finos. Pensaba que necesitaría más altura para compensar el doblez que se forma al cerrar la funda en la parte superior, pero no necesitaba tanto. Creo que quedaría mejor con 4 cm menos. Es decir, rectángulo de 14.5x40 cm en vez de 14.5x44 cm. 


- El ancho, si quieren que quepa la mano (a mi me resulta más cómodo para sacar el rodillo) así está bien.


De golpes no lo protegerá, pero desde luego ahora está bien guardado 💓💓💓.
Con esto, otra cosilla de mi lista de pendientes que puedo tachar. ¡Lo a gusto que se queda una tachando! ¡Muchísimas gracias, Dawn!


9 de mayo de 2022
Mi Chal Pimpam Fiesta

Mi Chal Pimpam Fiesta

Una de las cosas que más me gusta de tejer chales es que no tengo que hacer adaptaciones. Me limito a seguir las instrucciones, ¡y a estrenar! Pero el último que había tejido resultó bastante grandote y las vueltas finales se me hicieron eternas. Seguía yo con eso incrustado en el cerebro, e inconscientemente los evitaba.


Entonces, allá por el año 2021 abro mi e-mail y me encuentro con un patrón de chal, regalo de Mónica de "Pim, pam, teje" a sus suscriptoras. La historia detrás de cada sección en el chal me llegó a la patata, chica sensible como soy: los bodoques, todas nosotras, individualmente; las cadenas, lo que nos une y nos hace fuertes; el encaje con forma de tejado, las casas donde todos nos reuniríamos celebrando, cuando toda esta situación con el dichoso bicho acabara. 


Espero que se aprecie bien las secciones, que mi réflex se me rebeló en medio de la sesión de fotos...

Déjenme decirles que es muy dura la vida de una canariona tejedora (😆😆😆), ya que nos vemos limitadas a la hora de elegir patrón y lanas, pues tienen que ser acordes al clima de la isla, que no es extraordinariamente frío incluso en invierno (al menos en la capital). No se imaginan lo largos que se me ponen los dientes cuando veo tantas posibilidades y tengo que descartarlas porque "¿Cuándo usaría eso?". Es un hobby, pero intento ser práctica.


El chal es perfecto para mí: tejido con lana finita (fingering) y el resultado chiquitín, nada aparatoso, ideal para llevarlo al cuello. Tengo otros dos chales de este tamaño y son los que más uso.



El chal no es difícil de tejer pero a mí los bodoques se me atravesaron (me estrené con ellos). Después de probar de varias formas la que mejor me resultó fue la de este tutorial, y aún así no quedaron del todo bien. ¡Tengo que seguir practicando!


En un primer momento los hacía con las agujas que empleaba para tejer el resto del chal (4,5 mm; creo que debería haber cogido un número más. El punto me quedó pelín apretado) pero me di cuenta que así el bodoque quedaba demasiado abierto y suelto y no lucía bien. Finalmente usé aguja de ganchillo de 2,75 mm que me pareció la aguja adecuada para esta lana fingering.


No lo suelo llevar así, pero como el broche es mono... ¡ea, a lucirlo! 😜😜😜

Más de un año después lo estreno, ya cuando "Summer is coming!". Lo que viene a ser un clásico en mí, vaya. El siguiente proyecto espero acabarlo a tiempo para esas noches de verano (... o no). ¡Muy buena semana!


  • Patrón: Chal Pimpam Fiesta
  • Agujas circulares: 4,5 mm
  • Aguja de ganchillo (para bodoques): 2,75 mm
  • Agujas circulares (para cerrar puntos): 5 mm
  • Lana: Malabrigo Yarn Sock, color 136 Sabiduria
  • Proyecto en Ravelry
29 de marzo de 2022
Un chaleco para J

Un chaleco para J

Aunque suelo tejer para mí el muchacho de vez en cuando me pide que le teja algo, y teniendo en cuenta que son contadas las veces en que lo pide, pues oye, se le hace caso y me pongo manos a la lana.


Eso sí... Con advertencia de que lo mismo no puede estrenarlo hasta el año que viene ya que me tomo mi tiempo (advertencia que se cumplió, pues fue este invierno cuando por fin pudo lucir su chaleco nuevo 😂😂😂). 


Aquí muestro la costura "invisible" que hice en hombros 😊😊😊.

Algo que debería ser muy sencillo como es elegir un patrón de chaleco resultó ser una odisea hasta dar con el modelo que se ajustara a lo que quería. 


Y una vez encontrado... ¡Uf! Muchas piezas a tejer por separado para mi gusto: los dos delanteros y espalda. Clarísimamente modifiqué eso tejiendo todo en una pieza, que existiendo las agujas circulares ponerme a hacer costuras innecesarias no me motivaba nada.


Un botón menos que en el patrón original al hacer el chaleco más cortito 😉😉😉

Para cerrar los hombros empleé costura invisible (kitchener stitch) para darle un mejor acabado. Si ya de por sí soy maniática, con las cosas que voy a regalar lo mío ya es nivel Dios.


Y para que quedara más mona la sisa varié un poquitín el patrón por expresa recomendación de Alhana. ¡Los consejos de esta muchacha valen oro! ¡Gracias, mi gurú tejedora! 


La modificación fue ésta: dejé 1d (o 1r, dependiendo) entre menguado y borde (ssk y k2tog), formando así una cadeneta por toda la sisa bordeándola.


Nada de costuras laterales y sí cadeneta de adorno bordeando la sisa 💓💓💓.

La última modificación fue hacer el chaleco más corto para que quedara a la altura de cadera deseada, así que tuve que quitar unos 5 cm y por tanto redistribuir ojales y botones, siendo así 5 en vez de 6.


Si me preguntan... No, no lo pasé bien tejiendo este chaleco. Soy bastante vaga, y como realmente disfruto es siguiendo las instrucciones de un patrón al pie de la letra y centrándome sólo en eso, en tejer, cosa que no pude hacer con este patrón.


Pero reconozco que el resultado fue bueno y mi muchacho quedó encantado con él (a mí tampoco me queda mal, así que estoy por cogerlo prestado de vez en cuando) y me quedo con eso. Otro escalón subido para llegar a ser una buena tejedora 😜😜😜.


  • Patrón: 3270 Double Knit King Cole
  • Agujas circulares: la de 3,25 mm para los elásticos y la de 4 mm para el resto (las mismas que recomienda el patrón). Aguja de 3,75 mm para cerrar puntos en los elásticos y la de 4,5 para cerrar puntos en el resto.
  • Lana empleada: Alpaca Soft DK de Rowan
  • Proyecto en Ravelry