10 de octubre de 2017
Humboldt Pingüino

Humboldt Pingüino

Animalillo más sofocón que Humboldt Pingüino jamás he conocido. Bueno... Tal vez no se le pueda culpar, ya que viviendo tantos años en la Patagonia argentina, llegar de repente a mi isla, puede exigir un poco de adaptación, ejem. 

Pero es que ha acampado en el congelador de casa, y aparte que se come todo el pescado (de eso no me quejo, que la verdad es que a mí me tienen que obligar a comerlo), no me deja ni uno de mis helados. Y encima me ha salido fino, que él va a saco a por los Häagen-Dazs. ¡Y eso sí que nooooo!

Tendré que llevarlo a la sección de congelados del supermercado, a ver si así me da un pizco de tregua. Venga, guapetón, que te llevo ahora mismito.


Miren esa carita, de "yo no he roto un plato, y mucho menos me zampo toda tu comida"😁.

Este amigurumi, a día de hoy, creo que es el que más me ha costado tejer. Y no porque sea especialmente complicado, sino porque había que aplicar una técnica, la Jacquard, con la que no estaba nada familiarizada, en la zona de la cabeza (intercalando azul y blanco).

Según las instrucciones del patrón, en lugar de ir perdiendo el hilo que no estamos utilizando con el hilo que sí, aquí dejas  el hilo suelto, con bastante holgura, hasta que tengas que volver a retomarlo. Esto hace que sea más complicado darle la tensión adecuada en ese cambio de color.

Y es por eso que me he vuelto pelín loca, intentando dejarlo aparente. ¡Habrá que seguir practicando!




- Patrón "Humboldt Pingüino" del libro "El Mundo de Pica Pau" (técnica Jacquard en la página 64).
- Hilos: Drops Safran.
- Aguja: 3 mm.
- Ojos de seguridad: 7 mm.
- Altura: 15 cm.
- Proyecto en Ravelry.