18 de junio de 2017
Compra de patrones americanos

Compra de patrones americanos

Cuando vi por primera vez las instrucciones  de un patrón de sobre aluciné: explicado paso a paso, y con ilustraciones, para que quedara todo aún más claro. Nada que ver con revistas tipo Burda, Patrones, Ottobre... en que las instrucciones son muy escasas (yo a veces siento como si leyera en chino).

Sus inconvenientes: salen más caros, y muchas veces tienes que comprarlos en otros idiomas como en inglés o francés, a través de páginas web. Pero creo que merece muchísimo la pena (sobre todo si estás empezando en esto de la costura, o quieres coser prendas con un cierto nivel de dificultad).

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

En los últimos meses me he dedicado a hacer par de compras de patrones americanos en la página de "The McCall Pattern", pero hay que hacerlas con muuuucha cabeza, porque los gastos de envío son ¡¡¡prohibitivos!!!

Por aquí les dejo mis conclusiones, por si se quieren aventurar, para que no les saquen un ojo de la cara (y el otro, como se descuiden). Lo expresaré todo en dólares, porque con el cambio al euro, los valores variarían si lo expreso en este último, y así puedo ser más precisa.

Tanto Vogue, como McCall's, Butterick y Kwik Sew pertenecen a la misma compañía. Entrando en cualquiera de sus páginas web puedes acceder a las demás. Tienen una opción muy interesante (para ella hay que estar registrado), la "lista de deseos".

Puedes ir saltando de una página a otra, y marcando los modelitos que te gusten, que con independencia de la marca, van a parar todos a tu lista de deseos, cosa muy útil, si luego decidimos comprar.





Empecemos con los gastos de envío. Para fuera de Estados Unidos y Canadá:
- De 1 a 3 patrones, 15 $
- De 4 a 7 patrones, 25 $
De 8 a 15 patrones, 55 $
De 16 a 20 patrones, 100 $

Para que salga rentable hay que comprar en rebajas, porque el precio normal de los patrones Vogue puede llegar hasta unos 19$ por patrón, y el de los McCall's, Butterick y Kwik Sew unos 12$ por patrón (sin gastos de envío... ¡imaginen!).

Pero han establecido una limitación al comprar en rebajas, y es que sólo se pueden adquirir 10 patrones por pedido (queda descartada la opción de 16 a 20). De 8 a 15 patrones, nosotros sólo podríamos comprar 10, así que no saldría rentable el precio por patrón con gastos de envío incluídos.

Las rebajas pueden variar, y no siempre rebajan en todas las marcas, así que lo idóneo es esperar a que salgan rebajas de las cuatro (Vogue, McCall's, Butterick y Kwik Sew), por estos importes:
Vogue, 4,99$ / patrón
McCall's, 2,49$ / patrón
Butterick, 2,49$ / patrón
Kwik Sew, 2,49$ / patrón




Veamos cuáles son las opciones (las voy a ordenar de "opción más cara" a "opción más económica"):

Opción 1) De 1 a 3 patrones, 15$ de gastos de envío

Aquí lo más rentable sería comprar los 3 patrones, porque así estaríamos pagando 5$ de gastos de envío por patrón. Si sólo compras 1 o 2, los gastos de envío por patrón suben bastante (yo descartaría comprar un único patrón).

Suponiendo que compráramos 3 patrones Vogue (que son los más caros), nos saldría cada patrón 9,99$, con gastos de envío incluídos (si eligiéramos las otras marcas, en que los patrones son más económicos, saldría aún más barato). No está mal.




Opción 2) De 4 a 7 patrones, 25 $ de gastos de envío

Lo más económico sería comprar los 7 patrones, porque así pagaríamos 3,57$ de gastos de envío por patrón. Nuevamente, si compran un número de patrones inferior a 7 subirán los gastos de envío, siendo la opción más cara, la de 4 patrones.

Suponiendo que compráramos 7 patrones Vogue (los más caros), nos saldría cada patrón 8,56$, con gastos de envío incluídos (si eligiéramos las otras marcas, en que los patrones son más baratos, saldría aún más económico). Esto ya está mejor.




Opción 3) Con el ClubBMV

Para pertenecer al ClubBMV tienes que hacer un desembolso de 9,99$, que te da derecho a descuentos en todos los patrones durante un año. Lo realmente interesante es que en rebajas (recuerden, ¡sólo se compra en rebajas!) aplican también los descuentos.

Puedes hacerte del club con el primer pedido, así que ya desde el principio te beneficias de los descuentos, y cada vez que hay ofertas te avisan en tu correo, con lo cuál no tienes que estar pendiente de la página web, a ver cuándo están de rebajas.

De esta forma, los importes de los patrones quedan así:
Vogue, 3,99$ / patrón
McCall's, 1,99$ / patrón
Butterick, 1,99$ / patrón
Kwik Sew, 1,99$ / patrón

El ahorro es de 1$ en los patrones Vogue, y de 0,5$ en los demás.

Hay que tener cuidado, porque puede ser tentador, pero lo cierto es que sólo es rentable si haces un mínimo de dos pedidos, teniendo que ser de todas todas, uno de ellos, de 7 patrones. Como lo que nos interesa es que salga lo más económico posible, el segundo pedido debería ser también de 7 patrones.

Pero hay más... Para que efectivamente recuperes los 9,99$, en dos pedidos de 7 patrones cada uno, al menos 6 de los 14 patrones deben ser  Vogue, porque por cada patrón Vogue ahorramos 1$, y por los demás 0,5$ (6x1+8x0,5=10).

Y estoy hablando de recuperar esos 9,99$, no de que te beneficies del descuento. A partir de la adquisición del séptimo patrón Vogue es cuando empieza a salir rentable el descuento.

Conclusión: Como se le saca realmente el jugo al ClubBMV es comprando en su mayoría patrones Vogue, y haciendo un mínimo de dos compras de 7 patrones cada una (14 patrones como mínimo, al año).




Supongo que adivinan qué opción es la que elegí yo, ¿no? Jajaja.

Hacer tu lista de deseos es un buen ejercicio, para saber cuáles son los patrones que más te gustan, y sobre todo, de qué marca son los que más te gustan (muy importante para decidirse entre la opción 2) o la 3)).

Yo me di cuenta que añadía muchos de Vogue, que me parecían súper bonitos y curiosos, pero la mayoría luego no me animaba a comprarlos, porque no me veía para nada saliendo a la calle con ellos. Sin embargo los de McCall's... Eso sí los veo muy de mi estilo. ¡Mis preferidos!

Así que el año que viene, muy posiblemente no perteneceré al club, jijiji.

Los patrones los ponen de rebajas a menudo, y me he dado cuenta que con frecuencia en fin de semana, o en un puente largo, así que, mi recomendación es que estén pendientes viernes y sábado, durante varias semanas, cuando decidan que quieren hacer la compra, hasta que den con las rebajas.

Aparecerá en la web un mensaje del tipo "THRU 5/29" (rebajas hasta el 29 de mayo, en este caso).

Editado: El tema del idioma puede ser un factor determinante a la hora de elegir entre estos patrones, así que les comento, que en base a los que yo tengo (no sé si puntualmente vendrán en otros idiomas):
- Las instrucciones de los patrones McCall's vienen en inglés y español.
- Las de los Vogue en inglés y francés.
- Las de los  Butterick en inglés y francés.
- Las de los Kwik Sew, no tengo ni idea, porque no tengo ningún patrón (si llego a adquirir alguno, actualizaré 😉).

Espero que les sirva esta guía y si se animan... ¡buena compraaaa!
12 de junio de 2017
Blusa Mimí Confeti

Blusa Mimí Confeti

Se acerca el cumpleblog de Non dago titarea?, y Nekane, un año más, nos propuso un CC para que lo celebráramos con ella. Esta vez, se trataba de la blusa Mimí, súper anchota, fresquita, y con unas mangas muy monas. Fue amor del bueno, nada más verla💓. 

Nos daba 25 razones para coserla, pero para mí la principal era que era un CC de Nekane, lo que sabía se traduciría en: explicaciones clarísimas, y alguna técnica nueva, que seguro no conocería. ¡Eso fue exactamente con lo que me encontré!




Siendo el patrón tan amplio, decidí coger la tela con más caída que tenía, pero eso tuvo consecuencias... y es que aquello se movía como si tuviera vida propia. ¡Imposible cortar! Hasta que probé un truco de Susi, para restarle movilidad: papel de seda debajo. ¡Mucho mejor así!

Por otro lado, descubrí por las malas que era extramegasensible al calor, como lo demostró el agujerillo que le hizo la plancha. ¡Casi me da un ataque, cuando la quemó a falta del bajo! No, Nekane, no. En mi caso planchar es muy negociable.

A partir de ahora creo que, además de hacer muestra para la tensión del hilo, utilizaré también la muestra para ver cómo se comporta con la plancha (al menos, en telas sintéticas).


Sigan mi mano y verán el agujero traidor🙈.

Le puse un trocito de tela por el revés, en la zona del agujero, y la verdad es que quedó bastante camuflado, pero la plancha había creado unas arrugas alrededor, nada estéticas (no se llegó a quemar, pero se deformó).

A través de Stories (Instagram) muchas me han acompañado, animado, aconsejado... ¡Gracias, gracias, gracias, de corazón! No se imaginan todo lo que me han ayudado.

Y fruto de esos consejos, y de Pinterest (fuente inagotable de inspiración, para mí) surge ese bolsillo, totalmente improvisado. Puedo decir que por "suerte" el agujero está en la parte delantera, y no en medio de la blusa, así que el apaño, aunque algo raruno, no quedó mal.


Me aseguré de que el bolsillo tuviera confeti, pero ahí terminó mi casación 😅.

No era el mejor proyecto para estrenarme con este tipo de bolsillos (recuerden: tela con vida propia), pero la necesidad era la necesidad. Supongo que puedo darme con un canto en el pecho conque sea medianamente rectangular😜. Para coserlo, seguí este tutorial de María, que me pareció estupendo.

Aparte del bolsillo, otra modificación que le hice al patrón fue acortar el largo. Al ser bajita, y la blusa tan anchota, pensé que me haría más tapón, si la dejaba tal cuál, así que le quité de largo... ¡8 centímetros!




Tenía curiosidad por ver cómo se cosían las mangas, y la verdad es que, una vez puestas, quedan muy curiositas. ¡Me gustan!

Especial mención a las explicaciones para ensancharlas. Y es que en el 90% de los patrones, mis brazos sufren de opresión, si no las modifico.

No se imaginan lo feliz que fui dándole toooooooda la amplitud que quise (de hecho, de la emoción, creo que se me fue la mano, porque cuando subo mucho los brazos se me ve un pelín el sujetador. Ejem...).


¡Brazos abajoooooo! Jijiji.

Conclusión final: El patrón me ha encantado. Coser mi tela, no tanto (le he echado toda mi fuerza de voluntad, para no cogerle manía a este tipo de telas).

Ahora viene lo bueno, que es lucirla, y debo decir que ya la he estrenado, y estoy enamorada porque es muuuuuy suave, y muuuuuy cómoda.

Muchísimas gracias, Nekane, por este regalo tan estupendo, y por dedicarnos tu tiempo. Como siempre... ¡mu profesional! Un placer coser contigo, muaaaaak😘.

Tela confeti de poliéster (creo): Tienda física "Kilo Lomo los Frailes"

Editado: Ha habido una invasión de Mimís en toda regla. ¡Nada menos que 38! No se pierdan el recopilatorio... ¡que les va a encantar!