16 de enero de 2020
Con menos de un ovillo

Con menos de un ovillo

Hace más de un año le hice la bufanda Dunaway a J, de la que sobró casi un ovillo (algo menos de 90 gramos). Durante todo este tiempo quedó aparcado en uno de mil múltiples cajones laneros (ejem) a la espera de su momento.

Y por fin decidí darle salida tejiendo algo para mí y que fuéramos ambos monísimos y perfectamente conjuntados.

Lo cierto es que este chal hace meses que lo terminé... Tal parece que me he dedicado a tejer y a tejer, pero poco a enseñar y enseñar. ¡A ver si cambio eso! Eso sí, no lo llamo “propósito “ que lo gafo.

¡Aquí una servidora, luchando contra el viento!
Tenía claro que quería usar un patrón en que la secuencia fuera corta y se repitiera a lo largo del mismo para poder dedicarme a darle a las agujas hasta que me quedara sin  hilo y así aprovecharlo lo máximo posible.

El resultado fue este chal, muy sencillito, al que añadí unos picots en su borde siguiendo las instrucciones de otro patrón de la misma diseñadora, el chal Frederica. 

Creo que podría haberme quedado aún más grande si hubiera estirado como correspondía en el bloqueo porque esta lana tiene bastante elasticidad, así que con la misma le doy  un segundo “lifting” en el siguiente lavado.

Contenta con el resultado y con mi conciencia un poco más tranquila ya que he liberado espacio en mi alijo lanero. ¡Yujuuuu! Sólo falta que no entren tres ovillos nuevos para "compensar" éste que usé, jajaja.

¡Ven aquí, torito! Mmm... Voy a tener que depurar mi técnica enseñando chales XD.


  • Patrón: Chal Uxia de Lucía Ruiz de Aguirre
  • Lana empleada: Malabrigo Mechita
  • Agujas: 4,5 mm
5 de enero de 2020
Calcetín Navideño

Calcetín Navideño

Todos los años por estas fechas me gusta hacer algún proyecto navideño,  así que cuando Belén de "Tejer en Inglés" propuso su calcetín me faltó tiempo para apuntarme al KAL.

El patrón se comienza desde la puntera, pasando por el talón y llegando hasta la parte superior que luego se dobla (toe up).

Muy bien explicado, con remisión a videotutoriales de la propia Belén que te facilitan aún más el tejerlo, así que éste fue un clarísimo caso de: “No eres tú, soy yo”, porque vaya trabajito que me dió tejerlo.


¡Hola! Soy un pajarillo que me he colado en la foto 🙊.
Me atasqué bastante en el talón ya que me quedaban unos agujeros bien grandes y “vistosos”, que sólo “se fueron” cuando apreté con todas mis fuerzas, tanto, tanto, tanto que los puntos apenas deslizaban por las agujas.

Con motivo del colorwork (que me estrené con él) descubrí que aprieto mucho más con la mano derecha que con la izquierda porque claro... con técnica nueva no podía yo tomar el camino fácil, no. Tenía que empeñarme en tejer con un hilo en cada mano.

Y vale que se va mucho más rápido y una vez te acostumbras ya tejes más relajada pero... ¿he dicho ya que  aprieto muchísimo con la  mano derecha?  Creo que tengo alma de "continental" XD.

La segunda sección de colorwork estranguló al pobre calcetín de mala manera (vamos, que quedó más estrecha que el resto del calcetín) así que tuve que deshacer y subir un número de aguja (a 5,0 mm) para compensar eso y que quedara parejo.

Y ya luego cuando llegué a la parte de punto bobo me estaba quedando demasiado flojo, así que otra vez a deshacer bajando el número de aguja (a 4,0 mm). ¡Pues sí! Estuve muy entretenida cambiando de una aguja a otra a lo largo de todo el calcetín.

Aparte de estos pequeños contratiempos, creo que no usé el hilo adecuado (algodón 100%). Quería aprovechar lo que tenía en mi alijo lanero, pero mi elección no fue muy acertada. El hilo se abría mogollón y le dió una apariencia de "mazacote" que no me termina de convencer.



¿A que me quedó un bloqueador súper discreto? Intenté salvar todo lo que pude de los dos flamencos 😜.
En cuánto al bloqueo no se portó mal, pero tampoco lo forcé demasiado. Hice una plantilla casera (gracias a MaEugeniaUy, que me dió la estupendísima idea en el KAL) con un mantel individual de plástico delineando el contorno del calcetín sobre él, y la verdad es que el apaño desempeñó bastante bien su función.

Como me preocupaba que del uso estirara  (y es que claro, necesito que aguante muchos regalitos, jajaja) le puse forro para que no se deformara con el peso. 

Usando la propia plantilla de bloqueo la cogí de molde para pasarlo a la tela. Le di margen de costura y ya simplemente fue cuestión de coser con la máquina de coser. El asa también la hice en tela, para que no cediera.


El interior taaaaaan navideño como el exterior 😉.
Pero oye, después de tanto "tejer y destejer" el resultado creo que es medianamente aceptable, ¿no? Ahora sólo tengo que elegir un lugar bien visible para colgarlo y que así los Señores de Oriente no se despisten y le den su merecido uso, jijiji. 

Que tengan un muy Feliz Año Nuevo, y cruzo dedillos para que los Reyes Magos les dejen muchos regalitos que seguro que se han portado muy bien.

  • Patrón: Nadal de Belén Fernández 
  • Mi proyecto en Ravelry: Calcetín Navideño
  • Hilo empleado: Drops Paris
  • Medidas del calcetín:  28x39 cm (con el borde superior ya doblado)