12 de abril de 2018
The Ravellenic Winter Games 2018: El Desenlace

The Ravellenic Winter Games 2018: El Desenlace

¡Hola a todoooos!

He andado bastante desaparecida por aquí, y las culpables de ello han sido mis nalgas, por no ser suficientemente amortiguadoras. Sí, sí. Andaba yo tan feliz, caminando por el campo y de repente... ¡zas! ¡Batacazo!

Mi rabadilla sigue bastante perjudicada (evito sentarme, como a la peste), pero miren qué maravilla, que con el móvil/tablet he podido escribir esta entrada (se nota que no soy demasiado tecnológica, porque mientras no me he visto en la necesidad, ni me lo había planteado 🙊).

Así atravesé los Ravellenics 2018 (su duración, del 9 al 25 de febrero) y me apetecía hablarles de mi experiencia, aunque sea con "un pelín" de retraso😬.




Como ya comenté en mi anterior entrada, uno de los proyectos con el que participaba era la Pirum Parum. Empecé con buen ritmo (y con la rabadilla intacta en ese entonces), pero luego vino "el incidente", y di un pequeño parón. Malo, malo. Mi medalla peligraba. 

Por suerte, poco más de una semana después, descubrí que tejiendo echada y de lado, no había dolor, y a partir de ahí me puse con ella, para poder terminarla a tiempo.

¡Y lo logré! Con bastante trabajo, porque no era la posición más adecuada para tejer, pero a tiempo, porque el patrón era súper sencillito.  Por tanto, ya tenía mi primera medalla, en la categoría "Toy Bobsleigh".



"- Dumbledore: Y recuerda, Pirum, que eres única en tu especie, fruto de una varita muy especial, con pluma de Jobberknoll en su centro, y por tanto...
- Pirum Parum: Lo sé, lo sé. Que debo mantener el pico cerrado, y no cotorrear, a no ser que me den palique.
- Dumbledore: Sí, bueno... No sería nada conveniente que otro alumno de primer año tuviera un ataque de pánico por encontrarse lidiando con una pera parlante. No han comenzado su instrucción, y son muy impresionables... Sobre todo aquellos de padres no mágicos. Ya sabes que en Hogwarts nos enorgullecemos de velar por el bienestar de nuestros alumnos.
- Pirum Parum: Tranqui, Albus. Está todo controlado. Voy enfilando al banquete de bienvenida, aprovechando que hoy no servirán fruta. ¡Glups! Pero antes... Dedico un minuto de silencio a todos aquellas compañeras de despensa, muchísimo menos afortunadas (snif, snif) que yo."

Ahora venía lo complicado... Robin ya estaba empezado, cuando comenzaron los Juegos, pero yo ya no podía tejer todas las horas seguidas que me hubiera gustado. Así que hice lo que pude, pasito a pasito, y vuelta a vuelta. Tenía un proyecto más laborioso entre manos y yo, que soy más lenta que el caballo  del malo, pues me vi justísima. Y tan justa me vi, que lo terminé 20 minutos antes del cierre de los Ravelénicos. ¡Aaaaah, que casi no llego!

¡Pero lo conseguí! Allí estaba yo, en la línea de meta, a la espera de que Bobicus me llamara al pódium, para recoger mi medalla. Esta vez, en la categoría "WIPs Dancing".




"- Ron: Me duelen las plantas de los pies, seguro que están llenas de ampollas, y tengo mucha hambre. Encima veo arañas gigantes por todos partes (esto último dicho muy bajito). Hermione, ¿por qué no me dejas un rato con Robin? ¡Llevas más de una hora sobre él!
- Hermione: ¡Ronald Weasley! No hace ni veinte minutos me ofrecí a que ocuparas mi sitio, y me dijiste que no era necesario, que eras el gran guardián del equipo de quidditch de Gryffindor, curtido en innumerables partidos contra los indeseables de Slytherin. ¿Y ahora me sales con...?
- Harry: ¡No discutan! Por suerte he traído mi Nimbus. Sólo habrá que establecer turnos para los dos. Hermione, cédele el puesto a Ron, y dentro de una hora...
- Robin: ¿Hola? ¿Nadie pide mi opinión? Tal vez ando un poco confundido... Lo mismo no soy un unicornio, sino ¡¡¡una mula de carga!!! ¡Muy bonito! Estoy a nada de hacerme invisible, echar a volar, y ahí se apañan solitos, en medio del Bosque Prohibido. ¡Increíble! Con lo a gusto que estaría yo con los centauros, echándome unas risas.
- Ron, Hermione y Harry, al unísono: ¡¡¡Perdón!!!"

A pesar de las circunstancias que los rodearon, disfruté muchísimo de la experiencia, pues tejí en todo momento acompañada de Alhana (muchísimas gracias por esos momentos tan estupendos, y por dirigirme a la línea de meta, diligentemente, que andaba más perdida que Wally 🤣), y de mi maravilloso equipo en los Juegos, "We've got Potter! We've got Potter!". Un equipo con un ambiente estupendo y con unas capitanas de lujo,  dando ánimos en todo momento, resolviendo cualquier duda, y desviviéndose por todos sus miembros. Me siento muy orgullosa de ser un miembro Pottero 😜.

Aunque supuso mucho más esfuerzo del que imaginé, cuando me apunté a los Ravelénicos, estoy súper contenta de haber participado, porque aquello que supone más esfuerzo, para conseguirlo, también es lo que te da más satisfacción, una vez lo logras.

Por aquí dejo mis medallas, para fardar un pizco de ellas (uno de los objetivos principales de esta entrada, jajaja), y ya empiezo a entrenarme para los próximos juegos 👏🏻. ¿Quién se anima?




- Patrón: Pirum Parum, del libro "Tendre Crochet"
- Hilos: Drops Safran y Drops Loves You 7
- Aguja: 3 mm
- Ojos de seguridad: 6 mm
- Altura (hoja incluída): 15 cm
- Nivel: Básico
- En Ravelry.

- Patrón: Robin Unicorn, del libro "Animal Friends of Pica Pau" (ahora en español: "La Banda de Pica Pau")
- Hilos: Drops Safran y Drops Loves You 7.
- Aguja: 3 mm
- Ojos de seguridad: 12 mm
- Altura (cuerno incluído): 28,5 cm
- Nivel: Avanzado
- En Ravelry.