8 de septiembre de 2020
Félix, el cactus-gato

Félix, el cactus-gato

Érase una vez un gato a un cactus pegado. ¿O era un cactus a un gato pegado? 

Félix, el cactus-gato adora dar grandes paseos por el bosque y corretear detrás de los pajarillos que se ocultan en los árboles. No se imaginan la agilidad que tiene para trepar hasta ellos. 

De vez en cuando baja alguno de lo alto, despistado y confiado posándose sobre él y... ¡zas! ¡Pinchazo al canto! Pero ahí está Félix, listo para socorrerlos y convertirlos en sus fieles amigos. Y no, no le va nada eso de comérselos, porque ya saben... que es un cactus-gato 😜.

¡Que estupendo y maravilloso es dar estos paseítos, con el sol calentando mis espinas!
Cactus que tejo, cactus que regalo y es que me encantan. ¿Tal vez el siguiente sea para mí? No estaría mal, ya que los de verdad no me duran un asalto, jijiji.

¡Pajaritos, pajaritos, vengan a mí! XD