SLIDER

19 de enero de 2018
Cómo elegir la talla correcta de patrón

Cómo elegir la talla correcta de patrón

Cansada de copiar patrones, pasarlos a la tela, y una vez cortada darme cuenta que me sobraba mogollón por todos lados, terminé por medir directamente sobre el patrón, antes de decidir si la talla elegida era realmente la adecuada para mí. De esta forma, aprovechaba mejor la tela, y no perdía tanto tiempo, intentando ajustarla a mis dimensiones.

Pero hace poco me topé con un patrón, en que me hubiera quedado pequeña la prenda, si no hubiera hecho la comprobación (con el consiguiente disgusto), y a raíz de él, decidí escribir este tutorial.

Voy a contarles cómo lo hago yo. Tal vez me extienda demasiado en ciertos puntos, pero me interesa que entiendan bien los conceptos, para que llegado el momento de hacer cálculos (sí, hay cálculos, pero son sencillitos. ¡No se asusten!) no anden perdidísimos. Empecemos con los pasos a seguir 😏.




1) Tomar las medidas

Hay que tener en cuenta, que dependiendo de la prenda que vayamos a coser, necesitaremos determinadas medidas corporales.

Así, si por ejemplo queremos coser una falda, tendremos que conocer nuestro contorno de cintura, de caderas, o si lo que queremos es coser una camiseta, el contorno de pecho, el de cintura, y aún más datos, dependiendo del modelo.

Lo mejor es crear una tabla con todos los datos necesarios, tenerla actualizada, y así disponer de ella siempre que la necesitemos.

2) Llevar nuestras medidas a las tablas

Las revistas de patrones vienen con unas tablas de medidas corporales estándar que nos permiten determinar cuál es la talla supuestamente idónea, atendiendo a nuestras propias medidas corporales. Y digo "supuestamente", porque muchas veces la realidad es otra...

Por eso éste, para mí, es un paso previo, para determinar la talla correcta, y no el último.




Si lo que van a coser es una camiseta, y su contorno de pecho fuera, por ejemplo, de 85 cm, perteneciente a una talla 36 según la tabla,  y un contorno de cintura de 67 cm, también correspondiente a una talla 36, en este caso queda claro cuál sería la talla que deberían escoger, de la tabla.

Pero, ¿qué ocurriría si, según medidas, una corresponde a una talla 34 y otra a una 36, por ejemplo? Pues tendrán que elegir la talla menos restrictiva. Es decir, la mayor, la 36. Y entonces tendrían que partir de ésa, para determinar si es la talla adecuada, midiendo sobre el patrón (en breve explicaré cómo).

3) Holgura del patrón

Si los patrones de revistas tuvieran exactamente las medidas que indican las tablas que traen, andaríamos como pingüinos, con los brazos pegados al cuerpo y dando saltitos 😜.

Pero esto no es así, y lo cierto es que en sus patrones, a esas medidas corporales estándar les han sumado lo que se denomina "holgura", que es una cantidad determinada de centímetros, para que tengamos libertad de movimientos, una vez finalizada la prenda, y también atendiendo al tipo de prenda (si el modelo es más ajustado o más suelto).

En definitiva, que la holgura es la diferencia entre las medidas del patrón sin márgenes de costura (la prenda terminada) y las medidas corporales.

Esta diferencia, como norma general, es positiva (cuando las medidas del patrón sin márgenes de costura son mayores que las medidas corporales), pero hay un determinado supuesto en que podrá ser negativa.

Aquellas prendas confeccionadas con tejidos elásticos, dada su capacidad para amoldarse a las dimensiones de cada uno, y por emplearse habitualmente en prendas ceñidas al cuerpo, admiten que su valor sea negativo (cuando las medidas del patrón sin márgenes de costura son inferiores a las medidas corporales).

Existen tablas, que te indican qué holgura hay que aplicar a cada medida corporal, pero yo creo que eso va a gusto de cada uno.

Habrá quién prefiera dar más holgura, y que la prenda quede más suelta, o a quién le guste más entallada, y por tanto aplicar menos holgura. Así que lo mejor es tener claro cómo de suelta quieres que quede la prenda, y poquito a poco confeccionarte tu propia tabla de holguras.

Para eso se pueden ayudar de prendas que usen habitualmente, de características similares al patrón que vayan a coser, tomando sus medidas.

Ciertos patrones de sobre, como los de Vogue, McCall's, Sewaholic... y algunos libros de patrones, traen tablas con las medidas de las prendas terminadas (es decir, con holgura incluída). Les pongo como ejemplo las tablas que aparecen en el libro "Basic Black", de Sato Watanabe.


Pues sí. Esta tabla está más inclinada que la torre de Pisa, pero se lee, que es lo importante XD.

a,b,c,d, e....: nomenclaturas designadas a cada prenda del libro.
B: Contorno de pecho
W: Contorno de cintura
H: Contorno de caderas
Las medidas vienen en pulgadas, y entre paréntesis en centímetros.

4) Medir directamente sobre el patrón

Y aquí llegamos al meollo del asunto. Para asegurarme de que efectivamente estoy en la talla adecuada, lo que hago es medir directamente sobre el patrón (que como hemos visto, tendrá una determinada holgura).

Así sabré si se les ha ido la mano con la holgura en el patrón, si se han quedado cortos o si está correcto, para mí.

4.1.- Prenda que van a coser

¿Será un vestido, una falda, un pantalón, una blusa...? Como ya comenté más arriba, dependiendo de la prenda que vayamos a coser, las medidas que habrá que tener en cuenta, a la hora de medir sobre el patrón, serán diferentes.

Mi queridísima amiga Pepita se ha ofrecido voluntaria para la explicación,  a condición de que el patrón elegido sea el de este vestido, así que sus deseos son órdenes ("casualmente" es  el patrón que elegí para mi vestido de fin de año, ejem).




4.2.- Empezar a medir y hacer cálculos

Aquí les dejo esta tabla de medidas corporales estándar de la revista "La Maison Victor" (sólo he puesto la de mujer, ya que será la que usaremos). He tomado como ejemplo esta revista, porque sus hojas de patrones son bastante fáciles de seguir (no hay potaje de líneas), y así no se me pierden en las explicaciones.



Dames: Señoras
Taille: Talla
L: Altura
BO/TP/BU: Contorno de pecho
TO/TT/TU: Contorno de cintura
HO/TH/HU: Contorno de caderas

Lo que queremos hacer es lo siguiente: midiendo directamente sobre el patrón determinar cuáles serían las medidas finales de la prenda, para así saber, antes de calcarlo y llevarlo a la tela, si estamos en la talla adecuada.

Un dato muy importante: Los patrones de esta revista vienen sin márgenes de costura.

Después de hacer que Pepita esté quietecita, para tomarle las medidas, el resultado es éste:

Contorno de pecho: 103 cm
Contorno de cintura: 85 cm

Según sus medidas de pecho y cintura, Pepita tiene una talla 44. Esa es la talla que he marcado en las hojas de patrones, en naranja. Y sobre esa talla es sobre la que iremos midiendo.

No he tomado la medida del contorno de caderas, porque a pesar de ser un vestido, es bastante amplio por esa zona, así que no habrá problemas a la hora de elegir la talla, aunque prescindamos de ese dato.

Por otro lado, el perímetro de brazo no lo contempla la tabla de La Maison Victor, pero yo sí lo tendría en  cuenta (y todo lo que voy a explicar, lo aplicaría también a esa medida), que al fin y al cabo, el vestido tiene mangas, y no queremos sorpresitas (Pepita, que tiene brazos portentosos, está asintiendo, mientras escribo esto).

a) Queremos saber el contorno de pecho del patrón

Contorno de pecho = medida de la pieza superior delantera al completo en la zona del pecho + medida de la pieza superior trasera al completo en la zona del pecho


Talla 44. Delantero, pieza superior. La tela iría doblada por el lado izquierdo.

Con cinta métrica en mano me sitúo en la zona del pecho (zona más ancha) en el patrón y obtengo un  valor de 24,3 cm, que correspondería a la mitad de la pieza superior delantera, ya que esa pieza iría sobre la tela doblada (ese símbolo en forma de herradura de la foto, a la izquierda, indica "doblez de la tela").

Por tanto, tendremos que multiplicar por 2 esa cifra, para saber el valor de la pieza superior delantera al completo en la zona del pecho: 24,3 x 2 = 48,6 cm.


Talla 44. Espalda, pieza superior. La tela iría doblada por el lado derecho.

Nuevamente me sitúo en la zona del pecho en el patrón y obtengo un  valor de 25,1 cm, que correspondería a la mitad de la pieza superior trasera, ya que esa pieza iría sobre la tela doblada (el símbolo de herradura, a la derecha, indica "doblez de la tela").

Así que multiplicamos por 2 esa cifra, para saber el valor de la pieza superior trasera al completo en la zona del pecho: 25,1 x 2 =  50,2 cm.

Aplicamos la fórmula que les puse al principio:

Contorno de pecho = medida de la pieza superior delantera al completo en la zona del pecho + medida de la pieza superior trasera al completo en la zona del pecho = 48,6 + 50,2 = 98,8 cm

La holgura sería la siguiente:

Holgura = contorno de pecho del patrón - contorno de pecho de Pepita
Holgura = 98,8 - 103 = - 4,2 cm

¿Se han fijado? Como el tejido que recomiendan para este patrón es elástico, y quieren que quede muy ajustado en la zona del pecho, le han aplicado una holgura negativa.

¡No te pongas histérica, Pepita! ¡Madre mía, esta mujer! Ha empezado a chillar como una loca, que no piensa ir por la calle como un chorizo embutido.

Está bien... Como a Pepita  no le gusta ir prensada, se situaría en la siguiente talla, la 46, y volvería a hacer cálculos. Supongamos que con esa talla, en vez de -4,2, obtiene 0 cm de holgura. Le sigue pareciendo poca.

¡De acuerdo! Nos vamos a la talla 48, y nuevamente medimos. Supongamos que ahora la holgura fuera de 4,5 cm. Ea, Pepita ya está conforme. Nos plantamos en esta talla.

Por esta razón es que estamos haciendo los cálculos, para poder estimar si nos quedamos con una talla o con otra.

Imaginen que para este mismo patrón fueran a utilizar una tela plana. Entonces la holgura debería ser aún mayor. Como siempre, habría que medir, calcular, y decidir qué talla emplear.

b) Ahora queremos saber el contorno de cintura del patrón

Contorno de cintura = medida de la pieza superior delantera al completo en la zona de la cintura + medida de la pieza superior trasera al completo en la zona de la cintura


Talla 44. Delantero, pieza superior. La tela iría doblada por el lado izquierdo.

Me sitúo en la zona de la cintura en el patrón y obtengo un  valor de 21,7 cm, que correspondería a la mitad de la pieza superior delantera, ya que esa pieza iría sobre la tela, doblada.

Así que multiplicamos por 2 esa cifra, para saber el valor de la pieza superior delantera al completo en la zona de la cintura: 21,7 x 2 = 43,4 cm.


Talla 44. Espalda, pieza superior. La tela iría doblada por el lado derecho.
Otra vez, me sitúo en la zona de la cintura, en el patrón y obtengo un  valor de 22,2 cm, que correspondería a la mitad de la pieza superior trasera, ya que esa pieza iría sobre la tela, doblada.

Así que multiplicamos por 2 esa cifra, para saber el valor de la pieza superior trasera al completo en la zona de la cintura: 22,2 x 2 =  44,4 cm.

Aplicamos la fórmula que les puse al principio:

Contorno de cintura = medida de la pieza superior delantera al completo en la zona de la cintura + medida de la pieza superior trasera al completo en la zona de la cintura = 43,4 + 44,4 = 87,8 cm

La holgura sería la siguiente:

Holgura = contorno de cintura del patrón - contorno de cintura de Pepita
Holgura = 87,8 - 85 =  2,8 cm

Se podrían preguntar: "¿Si el tejido es elástico, por qué ahora la holgura es positiva?" Y yo les respondería que, aunque la holgura con este tipo de tejidos pueda ser  negativa, no quiere decir que siempre vaya a ser negativa. Dependerá del modelo, y en este caso, tal parece que el vestido, en la zona de la cintura, es un pelín suelto.

Recuerden... Hacemos estos cálculos, para saber exactamente con lo que nos vamos a encontrar, si llevásemos el patrón a la tela, y en base a ellos sacar nuestras conclusiones, y decidir qué talla escoger.

Pepita... ¿holgura de 2,8 cm? ¿Cómo la ves? ¿No? De acuerdo, de acuerdo. Una talla más entonces (talla 46). Es verdad que si le queda pelín flojo, es más fácil rectificar eso, que quedarse corta de tela.

4.3.- Conclusiones

Si Pepita escogiera la talla 44 iría muy prensada en la zona del pecho y algo más suelta en la de la cintura. ¿Le interesa?

Ella ya me ha dicho que quiere que su pechonalidad ande mucho más liberada, así que para ella, en base a los cálculos, será una talla 48, en cuánto a  contorno de pecho.

Pero... ¿y que pasa en la zona de la cintura? Pues podría quedarse con la talla 44, ya que tiene algo de holgura, pero aún así, prefiere escoger una talla más, la 46, para asegurarse libre de opresiones.

Así que, según la tabla de medidas de la revista, debería escoger una talla 44, pero según sus propias preferencias, escogería una talla 48 (recuerden, que cuando andábamos entre dos tallas, escogíamos la menos restrictiva).

4.4.- Consideraciones

- Si el patrón viniera con márgenes de costura incluídos, habría que restarlos. En este caso, tendrían que tener en cuenta que, si por ejemplo fuera 1 cm de margen de costura incluído en el patrón, en realidad habría que restar 4 cm al contorno de pecho y otros 4 cm al contorno de cintura (esto es así porque habría que restar 1 cm a cada costado del delantero, y otro cm a cada costado de la espalda).

- Si el patrón tiene pinzas, lorzas, tablas... Todo eso tendrán que tenerlo en cuenta, y restarlo también, porque lo que estamos haciendo es, midiendo sobre el patrón, calcular cuáles serían las medidas que tendría la prenda una vez cosida, que es lo que nos interesa (sé que me repito más que el ajo, pero así fijo lo interiorizan 😜).



Me ha quedado una entrada bastante densa, pero quería que fuera apta para los que no tuvieran ni idea del tema.

No se me aturullen, que teniendo los conceptos claros, los cálculos se hacen en un momentín, y se pueden ahorrar más de un disgusto (sobre todo cuando está implicada esa tela estupenda y maravillosa, que es imposible volver a conseguir). ¡Prueben, y ya me contarán!

¡Feliz fin de semana!
31 de diciembre de 2017
Les deseo un muy Feliz Año Nuevo

Les deseo un muy Feliz Año Nuevo

¡No me lo puedo creer! ¿Cómo ha ocurrido? En un momentín ha pasado el año y ya estamos a las puertas del 2018. Juraría que cada año pasa más rápido... A lo mejor soy yo, que cada vez quiero hacer más cosas, y se me va el tiempo en nada😜.

Con las redes sociales en pleno auge, parece que los blogs están destinados al olvido. Parece que, al competir con la inmediatez de las mismas, tienen las de perder. Pero yo, cada año que pasa, le tengo más cariñillo. Llámenme rebelde, pero me parece insustituible.

Así que he querido pasarme por aquí un momentín, antes de que el día se complique, que ya sabemos cómo va esto... Aprovecho para contarles un pequeño secretillo: adoro pasar las Navidades viendo pelis con esa temática, y que alegren la patata.

Algunas las repito cada año. Aquí va una pequeña selección:

- La Princesa Prometida (The Princess Bride) (Y es que yo asocio la Navidad con princesas, magos,  dragones, enanos... Así que ésta es totalmente navideña, para mí XD).
- Mientras Dormías (While You Were Sleeping)
- El Destino se Equivocó (A Very Merry Mix-up)
- 12 Citas de Navidad (12 Dates of Christmas)
- Serendipity (Serendipity)

¡Por un Año Nuevo cargadito de cosas buenas! ¡Chinchín! 🍷


25 de diciembre de 2017
Secret Santa Swap España: Segunda Parte

Secret Santa Swap España: Segunda Parte

¡Muy buenas tardes! ¿Qué tal esa Nochebuena? La mía espectacular, aunque como siempre, me pasé comiendo, y hoy estoy pagando las consecuencias... Me noto muuuuy pesada, jajaja. Mmm... Espero que no afecte a mi vestido de fin de año...

¡Al lío, Dácil! ¡No te disperses!

En la entrada anterior les hablaba del contenido del paquetito que tuve la suerte de recibir, con motivo del "Secret Santa Swap 2017", organizado por Wendy, de "Coser Cosas".

Pues hoy, día de Navidad, me parecía el día perfecto para enseñarles el regalo que hice yo, cuál Papá Noel, jou, jou, jou. ¿Qué les parece? Pero primero, una introducción... (advierto que hay una infiltrada en esta entrada XD).


Dory (a la izquierda) y Amelia (a la derecha, también llamada "infiltrada") posando gentilmente para mí. 

Dory y Amelia crecieron juntas, y aunque no las une lazos de sangre, es tal el cariño que se tienen, que bien podrían ser hermanas. Dory es la mayor, y cuando Amelia era muy, muy pequeñita, le cantaba nanas todas las noches, para que durmiera tranquila, lejos de pesadillas. ¿Es o no es adorable?

Cuando Wendy me mandó el email, con la información de mi secret compi, Noelia, lo primero que hice fue cotillear por su blog. No podía creer la suerte que tenía, que podría coger mogollón de ideas, para regalarle.


Tan sonriente ella... Sabía que con Noelia lo pasaría súper bien.

Finalmente decidí tejerle a Dory, pero dudaba con los colores... ¡hasta que tropecé con esta entrada! ¿Que le gustaba el rosa y naranja? Pues oye, podría quedar bien... Reconozco que me hacía gracia pensar que Dory haría juego con la funda de su máquina de coser :P (chiste friki-costuril).


Haciéndose la interesante, mirando hacia el infinito... :P.

Junto con Dory, le mandé unos detallitos, segura de que les daría muy buen uso. 




Me pareció taaan simpática esta tela, con Papá Noel rodeado de pingüinos, y con muñecos de nieve en el jacuzzi (¿en serio? jajaja), que no pude resistirme a fotografiarla en toda su gloria. Y es que, clarísimamente, Noelia debía recibir su dosis navideña.




Ha sido un verdadero placer ser tu Secret Santa, Noelia. Espero de corazón que te haya gustado todo lo que te he mandado. Un besote inmenso, guapísima.

¡Y Felices Fiestas para todos ustedes! Jou, jou, jou.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Patrón: Amelia Jirafa, del libro "El Mundo de Pica Pau".
23 de diciembre de 2017
Secret Santa Swap España: Primera Parte

Secret Santa Swap España: Primera Parte

¡Síiiiii! Hoy es el gran día. Y es que por fin, he podido abrir el regalito que me ha mandado mi amiga invisible, Nuria (manifiéstate, por favor, por favor, que tengo muchas ganas de conocerte). 

Wendy, de "Coser Cosas" en noviembre nos propuso participar en el "Secret Santa Swap 2017", y esta servidora no se pudo resistir. 

Aquí está mi Tió, bien alimentado, que yo quiero que me surta de muchos regalos XD.
Nuria, no te puedes imaginar lo que me he reído con el Tió esta mañana, cuando lo he visto. Se me saltaban las lágrimas de la risa. Regalos así, no tienen precio.

Este año estoy ultrameganivadeña (más que de costumbre, que ya es decir), así que ha sido ver esos agarradores y chiflarme toda. Ya están en mi cocina, bien a la vista, y debo decir que quedan divinos (da pena usarlos de lo monos que son... pero lo haré :P). 

Veintitrés, veintitréeees... fun fun fun.
Y más cosas bonitas por aquí. ¡Esto ha sido un no parar! Me ha encantado todo😍.


Una experiencia muy divertida, con muchas risas por medio. Me ha encantado interactúar con mis compis secret santeras, y me lo he pasado pipa imaginando que todos los paquetes que veía eran míos, jajaja. ¡Gracias por seguirme el rollito! :P

Muchas gracias, Wendy, por darnos la oportunidad de participar en algo así, y por todo el curre que te has pegado, para que fuera posible.

Y por supuestísimo... ¡un millón de gracias, Nuria!

Editado: Y Nuria se ha manifestado, y a mí me llena de orgullo y de satisfacción. ¡Bieeeen! De nuevo... gracias, gracias, maja ;).

10 de diciembre de 2017
Gertrudis Dragona

Gertrudis Dragona

Gertrudis, hermana de Viserion, por suerte no ha sacado sus malas pulgas. La carne no le atrae especialmente, y evita en la medida de lo posible escupir fuego, ya que le deja muy mal aliento.

Apenas tiene tres meses, pero ya ha vivido muchas aventuras (y las que le quedan) a su corta edad, aunque con lo que más disfruta es con las cosas sencillas, como los juegos online, o un buen libro (muy fan de George R. R. Martin). 




Y yo... Yo soy Khaleesi, madre de dragones, la que no plancha, protectora de tijeras, rompedora de hilos... Y aquí estaremos Gertrudis y yo, preparadas para protegerlos... porque la noche es oscura, y alberga horrores.



¡Casi no la termino! ¡En serio! Me ha costado mogollón (pobrecita Gertrudis, que no me oiga).

Y no porque el patrón sea especialmente complicado (aunque reconozco que tiene cierta complicación), sino porque exige coser muuuuuuuuchos pinchos, y eso me desquició. En general, unir partes no lo llevo bien.




También tuve que tirar del hilo, porque las pezuñas de las patas traseras, siguiendo las instrucciones del patrón, se quedaban mirando hacia fuera, así que las modifiqué para que quedaran como las delanteras.

Aquí les dejo los cambios que hice yo, por si les sirve de ayuda (sólo afectan a la vuelta 16 de cada pata):

First back leg --> Rnd 16: sc in next 11 st, (5-dc-bobble in next st, sc in next st) repeat 2 times, 5-dc-bobble in next st, sc in next 2 st [18]

Second back leg --> Rnd 16: sc in next 1 st, (5-dc-bobble in next st, sc in next st) repeat 2 times, 5-dc-bobble in next st, sc in next 12 [18]


Fíjense en las patas superiores: las pezuñas de la pata izquierda están sin modificar (hacia afuera), mientras que en las de la derecha ya he hecho el cambio, y miran al frente, como en las dos patas inferiores.

A pesar del curro que ha supuesto, ha merecido la pena, porque el resultado es espectacular. Como siempre, un patrón de Yan estupendo, 100% recomendable. Eso sí, por lo que he ojeado, el nivel de dificultad de los amigurumis de éste, su segundo libro, están entre nivel medio y avanzado. 

Para nivel básico, mejor el primer libro, "El Mundo de Pica Pau".

- Patrón: Gertrudis Dragona, del libro "Animal Friends of Pica Pau"
- Aguja: 3 mm
- Ojos de seguridad: 9 mm
- Largo: 36 cm
- Nivel: Avanzado


Y nosotros nos vamos, que hay que buscar a mi Khaleesi. ¡Seguro ya habrá roto un buen puñao de cadenas!
15 de noviembre de 2017
Tres no es multitud

Tres no es multitud

Romero, Estragón y Tomillo son amigos desde hace muuuucho tiempo. Más concretamente, desde que Tomillo salió de su cascarón y empezó a mover el pico insistentemente, pidiendo comida. Romero y Estragón andaban por la zona, y no pudieron ignorar su insistente llamada.

Ese día marcaría sus vidas para siempre...


Si es que ya se ve, que son grandes colegas.

Romero Ratón es amante del  buen queso, el buen libro... y el ajedrez. Aspira a convertirse en el campeón del mundo de ajedrez, así que, aunque sabe que sus amigos no comparten su pasión, él se hace el sueco, porque... ¿quién mejor que ellos, para practicar?

Es el intelectual del grupo, y también el Pepito Grillo. Cuando hay disputas, él siempre es la voz de la razón. Leal e incondicional, da unos consejos buenísimos. 


¡Shhhhh! No me desconcentren, que estoy a punto de dar el jaque mate.

Estragón Conejo es el extrovertido, el juerguista... y hace todo lo posible para escaquearse de jugar al ajedrez. ¡Con la de cosas interesantes que hay por hacer! Pero de vez en cuando se sacrifica, y le concede el capricho a Romero, porque... ¡así es la amistad!

Le encanta corretear por los campos a altas horas de la noche, y romántico como es, sueña con encontrar a su media naranja a esas horas intempestivas. Dice que eso sería "el destino".


¡Fiesta, fiesta, fiestaaaa!

Tomillo Pato es el benjamín. Es el más curioso y confiado. No ha vivido tanto como los demás, así que todavía son muchas cosas las que lo sorprenden. Para él los grandes placeres de la vida son comer y dormir.

Tal vez demasiado travieso para su propio bien, más de una vez han tenido que ir sus amigos al rescate (según él, son demasiado protectores). Y es que... ¿cómo iba a saber que ese hombre con escopeta no venía con buenas intenciones?


¡Siempre tengo hambre! No me juzquen, que todavía estoy creciendo...


Estos amiguitos son muy fáciles de tejer, y se emplea el mismo patrón de cuerpo y patas para los tres, aunque no lo parezca...

Y es que Tomillo Pato me salió algo más pequeñajo que los otros dos. Esto se debe a que fue el primero que tejí, hace casi un año, y tal parece que ahora aprieto menos el punto.

- Patrones: "Romero Ratón", "Estragón Conejo" y "Tomillo Pato" del libro "El Mundo de Pica Pau".
- Hilos: Drops Safran y Drops Loves you 7.
- Aguja: 3 mm
- Ojos de seguridad: 6 mm
- Nivel: Básico


Estragón: "Chicos, ¿qué tal si vamos a tomarnos unas cervecitas? Y luego... ¡bailoteo!"
Romero: "Ya sabes que no me gusta nada como afecta el alcohol a las funciones cerebrales."
Tomillo: "¡No seas aguafiestas! Podemos ir a esa tasca, la que tiene 20 variedades de quesos..."
Romero: "Bueno. Por no ser aguafiestas. Lo del queso no ha tenido nada que ver."
Tomillo: "... y ya que estamos pedimos unos choricitos, y papas arrugadas, y aceitunas, y, y ..."
Estragón: "Tú siempre pensando en comer. ¡Uf!"

Y así, tan felices, se van ellos a vivir nuevas aventuras.
9 de noviembre de 2017
Los mundos de Archie

Los mundos de Archie

"Se acerca ya, 
con nosotros viene a jugar.
Vamos todos con él, 
es la hora de imaginar.

Sus amigos dejó, 
en un mundo perdido y lejano.
A la Tierra vendrá, 
y en el pueblo contento se quedará, se quedará, se quedaráaaaaaa.

Se acerca ya, 
con nosotros viene a jugar.
Vamos todos con él, 
es la hora de imaginar...

¿Quién es él? ¿Dónde está?
Bajará de una nave pequeña y veloz.

Los mundos de Archieeeeeeee,
los mundos de Archieeeeeeeee,
los mundos de Archie, Archie, Archieeeeeeeeee."


Con esa pedazo sonrisa está clarísimo que él en la Tierra está en su salsa.

¡Vale! Al final les he encasquetado la canción de "Los Mundos de Yupi" pelín tuneada, pero es que no podía dejar de canturrearla 😜.

Allá por diciembre del año pasado, Archie fue adoptado por una familia terrícola, y según tengo entendido, está encantado en su hogar adoptivo.


Tan orgulloso de su camiseta... ¡En ella aparecen sus amigos Angus, Dix, Fergus y Crypt!

Pensaba que le había dedicado una entrada en el blog, pero ordenándolo un pizco, me di cuenta que no, así que casi un año después (ejem)... ¡aquí va!

Debo confesar que no me llama especialmente coser muñecos. Ni bolsos, estuches, carteras, cojines, cortinas... ¡Vale! Lo cierto es que a mí lo que me gusta es coser ropa, y cuando me sacas de ahí, pues suelo escaquearme😅.

Aún así, guardo tutoriales y compro libros con este tipo de costuras, pensando que me pueden resultar útiles de cara a coser regalitos, que a veces acertar con tallas es complicado. Y con uno de esos libros (al final de la entrada les pongo el título) fue que cosí a Archie.


Le gusta dormir boca abajo, porque sabe que si no, ronca mucho 🙊.

Las explicaciones se entienden muy bien, con nivel de dificultad para principiantes.  Los patrones de todos los muñecos vienen a escala real, cosa que es de agradecer.

Algo que quizás hubiera hecho de forma diferente a las indicaciones del libro sería cómo coser los ojos.

Una vez Archie está totalmente cosido, sus ojos se bordan con punto festón, y yo, en lo que se refiere a costuras a mano... soy muy fan de evitarlas.

Así que si fuera a repetir, lo que haría sería marcar la posición de los ojos en la pieza delantera y los cosería con la máquina, antes de unir piezas, y darles la vuelta.

Lo que no sé es si al hacerlo así, sería muy complicado darles esa vuelta, porque quedarían más abultadas, así que dejaría una buena abertura, para evitar problemas.


¿A qué parecía que sería más regordete?

Mmm... Creo que tendré que hacerle una visita en breve, porque ha dejado caer que estas Navidades las pasará en su planeta. ¡Anotado en mi agenda!

Patrón: El alienígena Archie, del libro "Muñecos Fantásticos de Tela".
Telas: Tienda física (ahora mismo no recuerdo cuál, pero si se me enciende la bombilla, editaré).