El chal más grande del mundo

17 de febrero de 2020
¡Que sí! ¡Que soy una exageradita! Pero de verdad que así lo sentí cuando me lo enrosqué al cuerpo. Yo, que no estoy nada acostumbrada a llevar chales. Yo, que mi forma elegante de usarlos es alrededor del cuello.

La verdad es que el chal del patrón original no queda tan grandote. Lo que pasa es que yo usé lana más gordita (Malabrigo Mechita), aguja adecuada a esa lana (unos números más altos que la recomendada) y le hice un bloqueo... ¿cómo llamarlo? ¿Agresivo?

Dispara rápido que se me cansan los brazos 🙈.
Para rematar la jugada dejé los puntos de los extremos bastante flojitos, así que aquello parecía chicle al bloquear: "estira que te estira" (creo que  la lana empleada también influyó, que tal parece que la Mechita tiene bastante elasticidad).

Tanto estiré que el chal del patrón original tiene forma de croissant en los extremos (triangular creciente para las entendidas XD) mientras que el mío quedó triangular, a secas. ¡Ups!

No te muevas ni un milímetro para que se vea bonito. Pero eso sí, sé natural (ejem).
Ahora sí... Grande como es (y triangular perdido, jijiji) es un gustazo andar con él. Como si estuviera envuelta en una nube de lo suave que se siente. Y además abriga lo justito para no achicharrarme pues lleva hilo finito (fingering). ¿Qué más se puede pedir?

Teresa (su diseñadora) pidió tésters por Instagram y por supuesto me faltó tiempo para ofrecerme porque fue amor a primera vista con él.


No es oro todo lo que reluce. Se me ve con el chal todo bien puesto pero menudo lío armé colocándomelo...

Manipularlo sin arrastrarlo por el suelo fue tooooda una odisea. Y la integridad física de los próximos a mí peligraba porque en el gesto de colocármelo lo mismo podía sacarle un ojo a alguien a más de un metro de distancia. ¡Se siente!

Encima fui víctima de una obsesión: ¡Que se vieran bien los picos! Según mi fotógrafa ése era mi mantra: "¡Picos, picos, picos!"

¿Picos, picos, picos?
A pesar de lo resultón que es lo cierto es que no es nada complicado de tejer. Si no han cogido nunca unas agujas quizás sea una toma de contacto algo brusca, pero si ya conocen los conceptos básicos no tendrán ningún problema con él.


Las secciones de calados fueron muy entretenidas y tal vez lo que exigió mayor concentración, pero una vez cogí la secuencia ya pude tejer en automático.


Eso sí, un truco en la sección de calados para no despistarme fue poner marcadores en cada secuencia. Así si me equivocaba (es lo que tiene tejer mientras ves Netflix) localizaba enseguida dónde estaba el error.


Después de una sesión intensiva de fotos lo suyo era estirar un pizco las piernas y "volar como Superman". ¡La capa ya la tenía!

¡Mira cómo vueloooo! XD
Elegí estos colores y según iba tejiendo pensaba: "Me recuerda al mar".

Y es que, en palabras de mi queridísima Alhana, experta en color y Bellas Artes: "Tiene el verdoso a aguas, como el agua transparente sobre las rocas, el azul calado, como el agua en la lejanía, y el punto bobo azul y blanco, como la espuma de las olas". ¡Toma ya!

Está claro por qué el mar está de fondo en las fotos, ¿no? Este chal lo pedía.

Una vez estrenado lo único que queda por hacer es seguir disfrutándolo y presumiendo de él.  Muchísimas gracias, Teresa, por contar conmigo en su testeo. ¡Es una maravilla!


  • Patrón: Chal Asturcón de Teresa Suárez-Llanos
  • Mi proyecto en Ravelry: Chal Asturcón
  • Dimensiones del chal bloqueado: 266 cm de largo x 94 cm de alto
  • Fotos tomadas por: Esmeralda Alonso
  • Localización: Tufia, Gran Canaria

8 valientes

  1. ¡Qué maravilla de sesión fotográfica! Y tienes toda la razón, es como el mar. Enhorabuena por el resultado y muchísimas gracias de nuevo por toda tu ayuda :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi fotógrafa se lo curró mucho, mucho. ¡Un solete, la muchacha!

      Gracias a ti, Teresa, por creer en mis dotes tejeriles a pesar de que todavía soy bastante novatilla, jijiji.

      Espero que haya invasión de chales Asturcón, que bien bonitos que son y merecen ver mucho mundo. Un besote.

      Eliminar
  2. Es maravilloso y las fotos preciosas. Disfrútalo y BESICOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Pilar! Ese pueblo es súper bonito y hace que las fotos luzcan aún más.

      Lo estoy usando mogollón, aunque todavía me cuesta enroscarlo sin liarla parda, jajaja. Pillé unos cuántos broches para chales a ver si así me apaño mejor. Un besazo.

      Eliminar
  3. Qué precioso te ha quedado¡¡ A mi me gustan más las cosas sencillas que los calados rebuscados, al final terminas cansándote de ellos. La combinación de colores es ideal y encima, hace juego con ese maravilloso entorno que has elegido para las fotos...son de revista total.
    Un beso y a disfrutarlo mucho, mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Gema! ¡Me lo estoy poniendo un montón! Esas lanas las tenía guardadas desde hacía bastante tiempo, y por fin han visto la luz con un proyecto que les hace justicia. Ya luego lucirlas en ese entorno era “inevitable”😝😝😝.

      Yo todavía estoy en fase de descubrimiento, así que sigo averiguando qué es lo que más me gusta tejer y qué no tanto. Lo que sí he descubierto es que los proyectos muy fáciles (punto derecho, revés y poco más) me resultan muuuy aburridos, pero nada que Netflix no pueda solucionar 🤣🤣🤣. Un beso, guapetona, ¡y buen fin de semana!

      Eliminar
  4. ¿Estás segura de que yo dije eso? Ya sé que cuando me pongo Bellas Artes puedo ser muy pesada, pero te prometo que no me reconozco ahí. XD El chal es una auténtica pasada de tamaño, de colorido y combinación de puntos. Ideal para abrigarte en vez de usar una chaqueta, a la antigua. Ni que decir tiene que tanto el entorno como el conjunto que has elegido para lucirlo son perfectos. Sigue así, pequeña saltamontes, y verás lo amplio que es el mundo tejeril.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alhana, ésas fueron palabras textuales tuyas 🤣🤣🤣. ¡Gracias, guapetona! Le estoy dando muchísima caña. Sinceramente, no pensé que lo fuera a usar tanto, ya que no estoy acostumbrada a llevar chales.

      En mi mente ya había contestado este comentario tuyo, pero está claro que por aquí no. ¡Desastreee! Y ahora con coronavirus por medio, y viendo estas fotos siento como si hiciera toda una vida de eso... ¡Cuídate mucho! Un besote inmenso, chica Bellas Artes.

      Eliminar

¿Habemus comentarios? Que sí, que sí, que sí, que se merecen una olaaaaaaaaa, porque me encanta leerlos, y me hacen muchísima ilusión. Pero los comentarios para autopromocionarse, y los manifiestamente ofensivos... esos se autodestruirán en ¡tres, dos, unoooo! ¡Boom!