Con menos de un ovillo

16 de enero de 2020
Hace más de un año le hice la bufanda Dunaway a J, de la que sobró casi un ovillo (algo menos de 90 gramos). Durante todo este tiempo quedó aparcado en uno de mil múltiples cajones laneros (ejem) a la espera de su momento.

Y por fin decidí darle salida tejiendo algo para mí y que fuéramos ambos monísimos y perfectamente conjuntados.

Lo cierto es que este chal hace meses que lo terminé... Tal parece que me he dedicado a tejer y a tejer, pero poco a enseñar y enseñar. ¡A ver si cambio eso! Eso sí, no lo llamo “propósito “ que lo gafo.

¡Aquí una servidora, luchando contra el viento!
Tenía claro que quería usar un patrón en que la secuencia fuera corta y se repitiera a lo largo del mismo para poder dedicarme a darle a las agujas hasta que me quedara sin  hilo y así aprovecharlo lo máximo posible.

El resultado fue este chal, muy sencillito, al que añadí unos picots en su borde siguiendo las instrucciones de otro patrón de la misma diseñadora, el chal Frederica. 

Creo que podría haberme quedado aún más grande si hubiera estirado como correspondía en el bloqueo porque esta lana tiene bastante elasticidad, así que con la misma le doy  un segundo “lifting” en el siguiente lavado.

Contenta con el resultado y con mi conciencia un poco más tranquila ya que he liberado espacio en mi alijo lanero. ¡Yujuuuu! Sólo falta que no entren tres ovillos nuevos para "compensar" éste que usé, jajaja.

¡Ven aquí, torito! Mmm... Voy a tener que depurar mi técnica enseñando chales XD.


  • Patrón: Chal Uxia de Lucía Ruiz de Aguirre
  • Lana empleada: Malabrigo Mechita
  • Agujas: 4,5 mm

4 valientes

  1. Vaya bonito que te ha quedado y lo mejor el aprovechar sobras. BESICOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Pilar! Qué gusto da aprovechar la lana que tenemos por casa, ¿verdad? Y lo mío ya es una necesidad que empiezo a verme sin espacio donde meterlas 😂😂😂.

      Eliminar
  2. Se pueden hacer auténticas maravillas con menos de un ovillo si sabes buscar el patrón adecuado, y en tu caso no has podido hacerlo mejor. ¡Me encanta tu chal! Tiene el tamaño perfecto para torear... digo, para enrollártelo al cuello y mantenerte calentita sin que resulte agobiante. Ahora solo falta que tu media naranja acepte salir a la calle conjuntados para que tu felicidad sea completa. ;-)
    Un besote, artista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Graciaaaas, Alhana! La verdad es que es así como más a gusto voy con los chales, enroscándolos al cuello. Éste en concreto lo estoy usando un montón. Tendré que someterlo a sesión de descontaminación que me está acompañando en todo mi proceso de gripe 🤣🤣🤣. Y a mí me encantaría ir conjuntada con J, pero el bandido se escaquea. Tendré que llevarlo en el bolso y sacarlo “casualmente” 😝😝😝. Un besote inmenso, muakaaaa.

      Eliminar

¿Habemus comentarios? Que sí, que sí, que sí, que se merecen una olaaaaaaaaa, porque me encanta leerlos, y me hacen muchísima ilusión. Pero los comentarios para autopromocionarse, y los manifiestamente ofensivos... esos se autodestruirán en ¡tres, dos, unoooo! ¡Boom!