Félix, el cactus-gato

8 de septiembre de 2020
Érase una vez un gato a un cactus pegado. ¿O era un cactus a un gato pegado? 

Félix, el cactus-gato adora dar grandes paseos por el bosque y corretear detrás de los pajarillos que se ocultan en los árboles. No se imaginan la agilidad que tiene para trepar hasta ellos. 

De vez en cuando baja alguno de lo alto, despistado y confiado posándose sobre él y... ¡zas! ¡Pinchazo al canto! Pero ahí está Félix, listo para socorrerlos y convertirlos en sus fieles amigos. Y no, no le va nada eso de comérselos, porque ya saben... que es un cactus-gato 😜.

¡Que estupendo y maravilloso es dar estos paseítos, con el sol calentando mis espinas!
Cactus que tejo, cactus que regalo y es que me encantan. ¿Tal vez el siguiente sea para mí? No estaría mal, ya que los de verdad no me duran un asalto, jijiji.

¡Pajaritos, pajaritos, vengan a mí! XD

4 valientes

  1. Félix es una monada de gato y de cactus y de cactus-gato. ¡Seguro que su nueva dueña está muy contenta con él! No podría tener mejor compañía. Ya se sabe: en casa del herrero, cuchillo de palo. ¿Cuándo te tocará el turno para ti? ;-)
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Alhana! Su nueva dueña lo tiene al lado del ordenador, que como es muy sanito no hay peligro de que se enferme con sus radiaciones 😝😝😝. Me huelo que terminaré haciendo otros tantos para los demás antes que el mío 🙊🙊🙊. Un besote.

      Eliminar
  2. Urocze i bardzo pomysłowe :)

    ResponderEliminar

¿Habemus comentarios? Que sí, que sí, que sí, que se merecen una olaaaaaaaaa, porque me encanta leerlos, y me hacen muchísima ilusión. Pero los comentarios para autopromocionarse, y los manifiestamente ofensivos... esos se autodestruirán en ¡tres, dos, unoooo! ¡Boom!