5 de junio de 2016
Tengo yo un barco veleeero

Tengo yo un barco veleeero

De un tiempo a esta parte me he propuesto comprar telas con la cabeza, y no con el corazón. Esto se traduce en... más telas lisas, y menos con estampados.
La idea es llegar a vestir, de arriba a abajo, con ropa hecha por mí (del todo imposible, si siempre coso con estampados).

Así que cuando Nekane nos propone su "Cose Conmigo la falda UDA" (que es absolutamente preciosa y... ¡la quiero, la quiero, la quierooooo!), vi la oportunidad perfecta, ya que no tenía tela adecuada para hacerla.

Día perfecto para estrenarla. ¡Qué contenta estoooooy!
La afortunada fue una tela de lino en azul marino, súper combinable, que me pegaría con todo. Y la desafortunada fui yo, porque tela con la tela: se arrugaba simplemente mirándola (cosa habitual en las telas de lino pero... ¡grrrrrrr!) y encima se descosía que era un gusto (y de nuevo... ¡grrrrrrrr!). Mi margen de costura en la cintura, de medio centímetro, peligró mucho, mucho :(.