28 de diciembre de 2016
Reseña: The Colette Guide to Sewing Knits

Reseña: The Colette Guide to Sewing Knits

Si hay algo que me mata es comprar un libro, y que al tenerlo en mis manos, caiga en la cuenta de que no era lo que buscaba. Con el tiempo, una va aprendiendo, y ahora me vuelvo loca buscando reseñas sobre aquellos que me llaman la atención, antes de dar el salto.

Y esto es exactamente lo que hice con "The Colette Guide to Sewing Knits", una buena investigación de campo. Pero claro... Cada persona es un mundo, y eso no garantiza que quedes satisfecho con la compra. Así que aquí les hablaré de cómo está estructurado el libro y sobre su contenido, y por supuesto daré mi opinión sobre él (prepárense, porque yo, el significado de abreviar, no lo tengo asimilado... ¡Para nada! Jajaja).


Que yo sepa, no hay traducción del mismo, así que aquellos con nivel básico de inglés (como una
servidora) deberán echar mano del Traductor de Google de vez en cuando.

Que esto no los desanime, porque las explicaciones son muy claras, con ilustraciones aceptables (no voy a decir que la calidad de las fotos es buenísima, pero no he tenido ningún problema con seguir las explicaciones ayudándome de ellas), así que se entiende perfectamente. Me he dado cuenta que mucha bibliografía con información valiosa no se encuentra traducida al español, así que toca ponerse las pilas...

El libro no viene con patrones. Quiero dejar esto claro. Su contenido es 100% teórico.

Está muy bien estructurado, con tres partes diferenciadas (las pongo traducidas): 

Parte 1: Materiales
Parte 2: Máquinas
Parte 3: Técnicas

Vamos a ver cada una de ellas:

Parte 1: Materiales

Te da una breve introducción de cómo es el entramado de tela plana y el tejido de punto, para que entiendas de dónde vienen las propiedades elásticas de este último.
Las diferentes fibras a emplear (algodón, poliéster, lana...) con sus propiedades, clasificación, y algo que me ha gustado especialmente, pros y contras de usarlos.
También te da trucos a aplicar toqueteándolos en tienda, para saber si es un tejido digno de llevártelo a casa😁.

Te enseña agujas (lo bien que me hubiera venido saber esto antes, que menudos boquetes le hacía yo a veces a mis camisetas) e hilos adecuados para este tipo de tejidos, así cómo elásticos, apliques, adornos varios que se pueden usar.

Al final de cada capítulo hay un resumen, con la información más relevante (esto es así a lo largo de todo el libro). Me gusta, me gusta.

Parte 2: Máquinas

Aquí habla de la máquina de coser, la remalladora y la recubridora. Las distintas partes que las componen, su enhebrado (todo esto para la remalladora y recubridora), así como el ajuste de tensiones (sólo para el caso de la remalladora), tipo de puntadas... son cosas que verás en esta parte.

Claro... Si no tienes ni remalladora ni recubridora, no le sacarás tanto partido a esta sección, pero aún así tiene consejos bastante útiles para la máquina de coser. El apartado reservado a la aguja doble, así como las instrucciones para estabilizar un dobladillo, me parecieron bastante interesantes (¡Quiero Wonder Tape!🙊). 

Parte 3: Técnicas

En esta parte vemos herramientas a emplear, cómo extender el tejido y cortarlo, problemas que se suelen dar en el proceso y cómo solucionarlos.

Ya luego se mete a hablar de técnicas de ajuste en pecho, cintura, cadera, hombros...

El último capítulo de esta parte es el más extenso, y también mi favorito. Cómo coser y sobrehilar con las diferentes máquinas (me llamó especialmente la atención la forma de coser en esquinas con remalladora), cómo utilizar los elásticos y estabilizadores en las prendas, los distintos acabados para cuellos, bocamangas, bajos... Algunos consejos si vamos a emplear vistas, ajustes al patrón si lo que queremos es forrar las prendas, así como el uso de encajes elásticos para adornarlas o para usarlos en ropa interior (aclaro que de esto último, es poquísimo lo que explica, que sé que el tema de confeccionar ropa interior es algo que está llamando mucho la atención últimamente😋).


El libro, francamente, me ha dejado totalmente enamorada. Creo que es el primero de contenido teórico que me leo de principio a fin. Y es que me ha enganchado. Cosas que pensaba que hacía bien, con él he descubierto que no. Otras no sabía ni que existían, y muchas de ellas me han valido para ampliar conocimientos. En definitiva, que lo recomiendo totalmente.

Si les he creado culoquierismo, sólo diré que el mío lo conseguí a través de Amazon, y que todavía los Reyes no se han puesto en camino😂.

Por aquí les dejo unas cuántas reseñas (la mayoría positivas, pero alguna negativa), por si les apetece cotillear un pizco:

Ésta es la última entrada de este año, así que desde ya les deseo... ¡¡¡Feliz Año Nuevoooo!!! Que esté lleno de inspiración, motivación, momentos maravillosos, muchas telas, patrones y artilugios costuriles a buen precio (ejem)... Que sea un año estupendo, digno de recordar. Un besote.

6 de diciembre de 2016
Un gnomito muy aventurero

Un gnomito muy aventurero

Ha llegado el mes de diciembre y con él me he puesto en modo "Navidad" a la de ya. Y es que siempre me pilla el toro, así que me he dicho que este año noooo iba a pasar (aunque mejor no lo digo muy alto...).

Si el año pasado tejí mi Belén, éste tengo pensado ponerme con Anton, Claus y Xaver, que le tengo ganas a los patrones de Lydia Tresselt.

Pero antes me apetecía tejer este mini gnomo tan simpático de Yanina Schenkel. ¿Cómo debería llamarlo? (♪Soy un gnomooooo, muy diminuto y bonachón...♪).


A David le encanta ir de paseo por el bosque, en compañía de su mejor amiga, Amelia Jirafa. Con ella sabe que el paseo nunca será aburrido. Con ella ha vivido muuuchas aventuras, y esquivado a muuuchos trolls, todos malos, malísimos.
13 de noviembre de 2016
La camiseta de elefantes bronceados

La camiseta de elefantes bronceados

Aquí estoy de nuevo, enseñándoles otra costura que les debía. Ésta la terminé en junio, pero con el calor, a ver quién era la guapa que la lucía con relleno. Aprovechando que el día amaneció bastante fresquete... ¡¡¡por fin la he estrenado!!!

Pose, antes de lucirla en el Carrefour :P.
En sus orígenes, el patrón era el de una sudadera, con diferentes opciones: con cuello alto o capucha, y con bolsillos tipo monje con solapa o abiertos.
2 de noviembre de 2016
Enseñando mi falda bigotuda

Enseñando mi falda bigotuda

Tengo una máquina del tiempo, y pienso llevarles hasta el mes de agosto, así que... ¡¡¡agárrense muy fuerteeeeeee!!! (Lo sé, lo sé. He tardado "un pelín" en enseñar esta costura, jijiji).

Cuando tienes una tela bigotuda, a la que tienes muchísimo cariño, medio metro para trapichear con ella, y tropecientas revistas, libros, sin olvidarnos de Pinterest... para decidir qué hacer con ella (si es que, cuánto más tienes dónde elegir, peor es), las opciones son infinitas.

Finalmente, la ganadora fue... ¡mi falda bigotuda!

Los terminales del cordón, dudosamente visibles...
Los bigotes me decían, con voz ronca y retumbante: "¡Falda, falda, faldaaaaaaaa!". Así que, falda fue. 
27 de octubre de 2016
Culottes con Costurera de Retales

Culottes con Costurera de Retales

¿Han vivido ustedes, en algún momento de su vida costuril, un serio caso de culoquierismo? ¡Uuuuuh! A mí me pasa constantemente. Y en una de ésas, que veo los culottes de Mary, y tacháaaaaan, otra vez víctima de esta incurable enfermedad. 

Tenía el libro, tenía las ganas... y mejor aún, a Eva, de Costurera de Retales, para coserlos acompañada. Segunda costura que compartimos, y como siempre...¡¡¡genial!!! Pasen y vean su versión, que le ha quedado chulísimaaaaaaaaa.

Nuestro tiempo nos hemos pegado para terminarlos (chiquilla, creo que soy una mala influencia para ti, jajaja), pero como hasta hace poco hemos tenido un calor infernal en la isla, he podido estrenarlos perfectamente, y hasta he tenido tiempo de achicharrarme con ellos, haciéndome las fotos.

¡¡¡Tres veces los planché!!! Y total... para que se vean igual de arrugados :(
Un patrón sencillo, con instrucciones muy claras... y que en mi condición de pera, no me termina de convencer.
19 de octubre de 2016
¡Que ya está aquí! ¡Que ya llegó!

¡Que ya está aquí! ¡Que ya llegó!

Una criaturita vino al mundo hace poco, y eso había que celebrarlo. ¿Qué tal regalándole algo hecho por mí?
Vale, pero ¿qué? ¿Algo hecho con ganchillo? No, mejor, cosido por mí. ¡No, ganchillo! ¡No, no, costura!
Tardo más en decidir qué voy a regalar que en confeccionar los regalos (suspiro).

Decidí tejer el "Muñeco Dormilón" de Lanas y Ovillos porque, para bebés, creo que un proyecto lo más simple posible es lo mejor. Así seguro pasará su control de calidad (que resulte cómodo de llevar a la boca y de estrujarlo con ganas :P).

Es verlo, y dan ganas de echarse una siesta. ¿A que sí? 
Tejido con Drops Safran (100% algodón), mi hilo favorito, y con aguja de 3 mm.
29 de agosto de 2016
Mi blusa Fuji me da alas

Mi blusa Fuji me da alas

Cuando tienes una tela que no sólo es bonita, sino muy especial para ti (la compré durante mis vacaciones en Japón) se hace bastante difícil decidir qué hacer con ella.

Pero... Siendo tela de procedencia japonesa, con un estampado del Monte Fuji, ¿qué patrón sería el más adecuado? Un patrón japonés. Obvio XD.

Después de rebuscar entre mis libros de patrones japoneses, me decidí por la blusa "S Sleeveless Blouse with Frill", del libro "Happy Homemade Sew Chic". Les dejo por aquí una reseña de "Japanese Sewing Books" por si les apetece echarle un vistazo.

Ejem... Definitivamente, no me ganaré la vida posando.
Ironías de la vida, que precisamente lo que define a la blusa y le da su nombre (volantes por todos lados) es lo que le he quitado yo a la mía.
17 de julio de 2016
Desentrañando los misterios de mi remalladora

Desentrañando los misterios de mi remalladora

No sé si les habrá pasado a ustedes, pero yo nunca tenía tiempo (es una forma bonita de decir que me daba muuuuucha pereza) de ponerme con mi remalladora, y entender su funcionamiento al 100%.

La compré, ajusté la tensión, y ea, a coser. Nada de plantearme para qué serviría esto o lo otro. Si cambiaba de tela, volvía a regular la tensión (al tuntún, como lo llamo yo), y otra vez a coser.

Llevaba tiempo queriendo hacerme una tabla, para dejarme de tanto "tuntún", así que aprovechando que estoy en un curso en el que esta semana te alentaba a trapichear con la remalladora, me dije: "Dácil, éste es el momento de desentrañar sus misterios", y eso es lo que he hecho... Trastear  y anotar mis descubrimientos. Ya enseñé mis desvaríos varios la tabla por mis redes sociales, aunque ahora es un poco diferente, porque la he ido perfeccionando con el uso (los parámetros que apenas modifico, los he puesto al final). Se la pueden descargar aquí ;). La primera hoja viene con relleno (mis valores), y la segunda está en blanco, para que cada uno pueda ir anotando los suyos.

Pero claro... Esos valores son orientativos. De una remalladora a otra, la regulación de la tensión puede ser distinta, variar la presión del prensatelas, y además hay que tener en cuenta que aunque hablemos de un mismo tipo de tela, su gramaje puede ser diferente. ¡Hasta el hilo influye! Esto significa que no podrán librarse de hacer un poco de trabajo de campo (juas, juas, juas, me río malvadamente), y tendrán que anotar sus propios valores. Si les resulta muy tedioso, limítense al "tipo de tela o tejido", "gramaje", y "tensión". Les ahorrará mucho tiempo, la próxima vez que aborden una tela de similares características. Si como yo, quieren ver todo lo que puede dar de sí, rellenen la tabla completita.

¡¡¡Venga, venga, vengaaaaaaa!!! ¡Empecemos!


Lo primero, para que no se me pierdan, es que descarguen el manual de instrucciones de mi remalladora. No sé hasta qué punto les valdrá a los que no tengan el mismo modelo que yo (Singer 14SH754, del Lidl), pero siendo como es, muy básica, creo que cualquier remalladora, como mínimo, tendrá los mismos parámetros a ajustar.
4 de julio de 2016
A la búsqueda de mi maniquí

A la búsqueda de mi maniquí

A partir de ahora compartiré cuarto de costura con Jerónima (Jero para los amigos). Es tan maja, que me deja pincharla todo lo que quiero XD. ¡Saludaaaaaaaa, Jero!

¡Hola, hola! Me llamo Jero, y de aquí no me muevo.
No pensaba hacerle entrada a la muchacha, para presentarla, pero dados los problemas que he tenido, hasta dar con ella (parecería que andaba buscando el Santo Grial, en vez de un simple maniquí), he decidido escribir esta entrada, a ver si con ella ahorro a otros quebraderos de cabeza.
5 de junio de 2016
Tengo yo un barco veleeero

Tengo yo un barco veleeero

De un tiempo a esta parte me he propuesto comprar telas con la cabeza, y no con el corazón. Esto se traduce en... más telas lisas, y menos con estampados.
La idea es llegar a vestir, de arriba a abajo, con ropa hecha por mí (del todo imposible, si siempre coso con estampados).

Así que cuando Nekane nos propone su "Cose Conmigo la falda UDA" (que es absolutamente preciosa y... ¡la quiero, la quiero, la quierooooo!), vi la oportunidad perfecta, ya que no tenía tela adecuada para hacerla.

Día perfecto para estrenarla. ¡Qué contenta estoooooy!
La afortunada fue una tela de lino en azul marino, súper combinable, que me pegaría con todo. Y la desafortunada fui yo, porque tela con la tela: se arrugaba simplemente mirándola (cosa habitual en las telas de lino pero... ¡grrrrrrr!) y encima se descosía que era un gusto (y de nuevo... ¡grrrrrrrr!). Mi margen de costura en la cintura, de medio centímetro, peligró mucho, mucho :(.
25 de mayo de 2016
¡Sí, sí, por fin!

¡Sí, sí, por fin!

Me llena de orgullo y de satisfacción poder mostrarles, por fin, esta entrada, pues la comparto con alguien a quién admiro mogollón.
Lo que no me llena de tanto orgullo y satisfacción es el tiempo que me llevó acabar al protagonista de la misma (ejem).

Hará cosa de casi un año, Nekane (en adelante, Santa Nekane, patrona de las tejedoras descarriadas), de "Non dago titarea?" y yo decidimos hacer un tejijuntas. El de este jersey, de Ahuyama Crochet, pues nos pareció sencillo y resultón.

Nos metimos en faena, y en nada, Nekane lo tuvo hecho. Vayan a hacerle la visita, porque su jersey es digno de ver. El color es precioso, le quedó estupendo y le sienta divinamente. ¡¡¡No se lo pierdan!!!

Y aquí les presento a mi calvario obra de arte...


Pues no. No lo terminé enseguida, ni remotamente. De hecho, lo acabé la semana pasada.
18 de mayo de 2016
¡He visto un unicornio!

¡He visto un unicornio!

Desde que descubrí la revista "La Maison Victor", decidí que tenía que hacerme con una porque, aparte de que me encantan sus modelos, viene con explicaciones ilustradas paso a paso (lo más atrayente, para mí), trae proyectos de punto, y ropa para los peques, así como para "el gran olvidado de la casa". Completita, completita. Eso sí... está en francés. Pero para eso tenemos al traductor de Google, que encantado nos echará una mano, jijiji.

La cosa es que adquirí un número, y eso llevó a otro... Y al final terminé con una buena colección. Pero ahí estaba... En mi estante, muy ordenadita ella, pero sin estrenar.

Entonces Wendy, de Coser Cosas, nos propone el Cose Conmigo del Top Berlin, y yo, por supuestísimo, me subí al carro. ¡Por fin iba a estrenar una de mis revistas!  ¡Bien! Y averiguaría qué tal tallaba la susodicha. ¡Más que bien! Y con buenísimas explicaciones. ¡Requete-requete-bieeeen! Además, teníamos la opción de elegir entre la versión veraniega (sin mangas) y la otoñal/ invernal. ¿Adivinan cuál elegí yo?

El dia estaba nubladísimo, así que fue imposible estrenar mi blusa nueva. ¿Por quéeeeee? :(
Si voy a comprar una revista o libro de patrones on line, me gusta curiosear por Internet, para hacerme una idea del contenido, y no ir a ciegas en la compra.
12 de mayo de 2016
New Bohéme en buena compañía

New Bohéme en buena compañía

¡Qué ilusión cuando piensan en ti para coser algo juntas! Así, llegó la propuesta de Eva, de "Costurera de retales", y yo encantadísima con ella, pues es verle una prenda nueva, y entrarme un nuevo culoquierismo, pero esta vez... esta vez... ¡nada de culoquierismos para mí! Juas, juas, juas.

Después de varias opciones, finalmente nos decidimos por el New Bohéme, de la Ottobre 5/2014. Señoras y señores, pasen y vean la versión de Eva, porque le ha quedado requetechulísimaaaaaaaaaa, con su toquecito personal.

En cuánto a la mía...

Pose "natural, natural". No sabía lo complicado que era posar, hasta que me metí en este berenjenal :P.
Las instrucciones de la revista, para variar, indescifrables para mí. Podrían pensar que donde más me lié fue haciendo los bolsillos. Pues no. Donde tuve que poner a funcionar mis neuronas a máxima potencia fue en... (redoble de tambores) los pliegues de la zona del cuello.
1 de marzo de 2016
Trueque, marchandooooo

Trueque, marchandooooo

Después de estar par de meses desaparecida (¡Ups! ¿Cómo ocurrió?), aquí estoy de nuevo, y esta vez, con una entrada muy especial.

Allá por el año 2015, Nai y yo decidimos hacer un trueque entre nosotras. Si alguien anda despistadillo/a, y no conoce su blog... ¡a cotillear por allí! Verán, que como en el barco de Chanquete, de allí... ¡¡¡no les moveráaaaan!!! Encantadora, creativa, con una maña para reciclar que ya quisiera yo que se me pegara...  Su blog es... pues Nai, en estado puro ;).

Por aquel entonces, acababa de organizar un "Cose Conmigo" de un organizador chulo, chulo, y yo, con la máquina de coser que tenía, pues no lo podía coser. Tenía yo fresco esto de tejer calcetines, así que nos pareció un buen intercambio, ya que Nai no le da a las agujas (todavía, que este vicio es muy fácil de adquirir, jijiji. A ver si la convenzo :P).

Así que aquí estoy, enseñando el súper organizador de Nai (ahora mío, mi tesorooooo). Ya verán, ya, que está lleno de detalles.

Le dije que lo quería para desplazar cómodamente todo lo que necesitara para tejer, sin tener que preocuparme de dejar algo atrás. Pues miren qué detalle, totalmente personalizado, el ovillo con sus agujas.


¿Y qué me dicen de ese bolsillo vaquero, con sus botones y cremallera?