24 de diciembre de 2015
¡A Belén, crocheteros!

¡A Belén, crocheteros!

¡Hola, holaaaaaaaaa!
Aquí estoy, asomando el hocico, para enseñarles el Belén que tejí la semana pasada, que me hace muchísima ilusión. Ya he adelantado a casi todos sus integrantes por Instagram y Facebook, pero así los pueden ver con más detalle (y de paso los inmortalizo, que me gusta llevar constancia por aquí de lo que voy haciendo). 

Pero primero, les pongo en antecedentes (o lo que es lo mismo, suelto mi rollo, jajaja).
Trapicheando por Instagram, como me gusta a mí, me enteré de que Mel, de Gallimelmas e Imaginancias, organizaba un "Tejemos Juntos", el "CAL: De Rusia a Belén". ¡Ayyyyyy, que llegué tarde! ¡Con lo bonito que es el Belén! Pues ea, lo quería, así que empecé a hacerlo de todas formas. Pedí unirme al grupo que creó en Facebook, y por allí que me acogieron. ¡Menudos soles y menudos belenes! Total, que me puse las pilas, y en un momentito lo tuve hecho.

¡Dentro Belén!
Y empezamos con el que sin duda me dió más trabajo, San José. Difícil ubicarle la cara, para que su barba no terminara rascándole la barriga, y encima, los detalles, que no eran pocos. Sin nociones de bordar, llevó su tiempo que quedara medianamente decente :P.

La barba, casi haciéndole cosquillas en la barriga, pero sólo casi, ¿eh? Jejeje.

Pero claro, San José empezó a ponerse nerviosillo. Que dónde estaba María y el Niño. Que tal y que cuál. Tranquilo, que por aquí andan.