Cómo elegir la talla correcta de patrón

19 de enero de 2018
Cansada de copiar patrones, pasarlos a la tela, y una vez cortada darme cuenta que me sobraba mogollón por todos lados, terminé por medir directamente sobre el patrón, antes de decidir si la talla elegida era realmente la adecuada para mí. De esta forma, aprovechaba mejor la tela, y no perdía tanto tiempo, intentando ajustarla a mis dimensiones.

Pero hace poco me topé con un patrón, en que me hubiera quedado pequeña la prenda, si no hubiera hecho la comprobación (con el consiguiente disgusto), y a raíz de él, decidí escribir este tutorial.

Voy a contarles cómo lo hago yo. Tal vez me extienda demasiado en ciertos puntos, pero me interesa que entiendan bien los conceptos, para que llegado el momento de hacer cálculos (sí, hay cálculos, pero son sencillitos. ¡No se asusten!) no anden perdidísimos. Empecemos con los pasos a seguir 😏.




1) Tomar las medidas

Hay que tener en cuenta, que dependiendo de la prenda que vayamos a coser, necesitaremos determinadas medidas corporales.

Así, si por ejemplo queremos coser una falda, tendremos que conocer nuestro contorno de cintura, de caderas, o si lo que queremos es coser una camiseta, el contorno de pecho, el de cintura, y aún más datos, dependiendo del modelo.

Lo mejor es crear una tabla con todos los datos necesarios, tenerla actualizada, y así disponer de ella siempre que la necesitemos.

2) Llevar nuestras medidas a las tablas

Las revistas de patrones vienen con unas tablas de medidas corporales estándar que nos permiten determinar cuál es la talla supuestamente idónea, atendiendo a nuestras propias medidas corporales. Y digo "supuestamente", porque muchas veces la realidad es otra...

Por eso éste, para mí, es un paso previo, para determinar la talla correcta, y no el último.




Si lo que van a coser es una camiseta, y su contorno de pecho fuera, por ejemplo, de 85 cm, perteneciente a una talla 36 según la tabla,  y un contorno de cintura de 67 cm, también correspondiente a una talla 36, en este caso queda claro cuál sería la talla que deberían escoger, de la tabla.

Pero, ¿qué ocurriría si, según medidas, una corresponde a una talla 34 y otra a una 36, por ejemplo? Pues tendrán que elegir la talla menos restrictiva. Es decir, la mayor, la 36. Y entonces tendrían que partir de ésa, para determinar si es la talla adecuada, midiendo sobre el patrón (en breve explicaré cómo).

3) Holgura del patrón

Si los patrones de revistas tuvieran exactamente las medidas que indican las tablas que traen, andaríamos como pingüinos, con los brazos pegados al cuerpo y dando saltitos 😜.

Pero esto no es así, y lo cierto es que en sus patrones, a esas medidas corporales estándar les han sumado lo que se denomina "holgura", que es una cantidad determinada de centímetros, para que tengamos libertad de movimientos, una vez finalizada la prenda, y también atendiendo al tipo de prenda (si el modelo es más ajustado o más suelto).

En definitiva, que la holgura es la diferencia entre las medidas del patrón sin márgenes de costura (la prenda terminada) y las medidas corporales.

Esta diferencia, como norma general, es positiva (cuando las medidas del patrón sin márgenes de costura son mayores que las medidas corporales), pero hay un determinado supuesto en que podrá ser negativa.

Aquellas prendas confeccionadas con tejidos elásticos, dada su capacidad para amoldarse a las dimensiones de cada uno, y por emplearse habitualmente en prendas ceñidas al cuerpo, admiten que su valor sea negativo (cuando las medidas del patrón sin márgenes de costura son inferiores a las medidas corporales).

Existen tablas, que te indican qué holgura hay que aplicar a cada medida corporal, pero yo creo que eso va a gusto de cada uno.

Habrá quién prefiera dar más holgura, y que la prenda quede más suelta, o a quién le guste más entallada, y por tanto aplicar menos holgura. Así que lo mejor es tener claro cómo de suelta quieres que quede la prenda, y poquito a poco confeccionarte tu propia tabla de holguras.

Para eso se pueden ayudar de prendas que usen habitualmente, de características similares al patrón que vayan a coser, tomando sus medidas.

Ciertos patrones de sobre, como los de Vogue, McCall's, Sewaholic... y algunos libros de patrones, traen tablas con las medidas de las prendas terminadas (es decir, con holgura incluída). Les pongo como ejemplo las tablas que aparecen en el libro "Basic Black", de Sato Watanabe.


Pues sí. Esta tabla está más inclinada que la torre de Pisa, pero se lee, que es lo importante XD.

a,b,c,d, e....: nomenclaturas designadas a cada prenda del libro.
B: Contorno de pecho
W: Contorno de cintura
H: Contorno de caderas
Las medidas vienen en pulgadas, y entre paréntesis en centímetros.

4) Medir directamente sobre el patrón

Y aquí llegamos al meollo del asunto. Para asegurarme de que efectivamente estoy en la talla adecuada, lo que hago es medir directamente sobre el patrón (que como hemos visto, tendrá una determinada holgura).

Así sabré si se les ha ido la mano con la holgura en el patrón, si se han quedado cortos o si está correcto, para mí.

4.1.- Prenda que van a coser

¿Será un vestido, una falda, un pantalón, una blusa...? Como ya comenté más arriba, dependiendo de la prenda que vayamos a coser, las medidas que habrá que tener en cuenta, a la hora de medir sobre el patrón, serán diferentes.

Mi queridísima amiga Pepita se ha ofrecido voluntaria para la explicación,  a condición de que el patrón elegido sea el de este vestido, así que sus deseos son órdenes ("casualmente" es  el patrón que elegí para mi vestido de fin de año, ejem).




4.2.- Empezar a medir y hacer cálculos

Aquí les dejo esta tabla de medidas corporales estándar de la revista "La Maison Victor" (sólo he puesto la de mujer, ya que será la que usaremos). He tomado como ejemplo esta revista, porque sus hojas de patrones son bastante fáciles de seguir (no hay potaje de líneas), y así no se me pierden en las explicaciones.



Dames: Señoras
Taille: Talla
L: Altura
BO/TP/BU: Contorno de pecho
TO/TT/TU: Contorno de cintura
HO/TH/HU: Contorno de caderas

Lo que queremos hacer es lo siguiente: midiendo directamente sobre el patrón determinar cuáles serían las medidas finales de la prenda, para así saber, antes de calcarlo y llevarlo a la tela, si estamos en la talla adecuada.

Un dato muy importante: Los patrones de esta revista vienen sin márgenes de costura.

Después de hacer que Pepita esté quietecita, para tomarle las medidas, el resultado es éste:

Contorno de pecho: 103 cm
Contorno de cintura: 85 cm

Según sus medidas de pecho y cintura, Pepita tiene una talla 44. Esa es la talla que he marcado en las hojas de patrones, en naranja. Y sobre esa talla es sobre la que iremos midiendo.

No he tomado la medida del contorno de caderas, porque a pesar de ser un vestido, es bastante amplio por esa zona, así que no habrá problemas a la hora de elegir la talla, aunque prescindamos de ese dato.

Por otro lado, el perímetro de brazo no lo contempla la tabla de La Maison Victor, pero yo sí lo tendría en  cuenta (y todo lo que voy a explicar, lo aplicaría también a esa medida), que al fin y al cabo, el vestido tiene mangas, y no queremos sorpresitas (Pepita, que tiene brazos portentosos, está asintiendo, mientras escribo esto).

a) Queremos saber el contorno de pecho del patrón

Contorno de pecho = medida de la pieza superior delantera al completo en la zona del pecho + medida de la pieza superior trasera al completo en la zona del pecho


Talla 44. Delantero, pieza superior. La tela iría doblada por el lado izquierdo.

Con cinta métrica en mano me sitúo en la zona del pecho (zona más ancha) en el patrón y obtengo un  valor de 24,3 cm, que correspondería a la mitad de la pieza superior delantera, ya que esa pieza iría sobre la tela doblada (ese símbolo en forma de herradura de la foto, a la izquierda, indica "doblez de la tela").

Por tanto, tendremos que multiplicar por 2 esa cifra, para saber el valor de la pieza superior delantera al completo en la zona del pecho: 24,3 x 2 = 48,6 cm.


Talla 44. Espalda, pieza superior. La tela iría doblada por el lado derecho.

Nuevamente me sitúo en la zona del pecho en el patrón y obtengo un  valor de 25,1 cm, que correspondería a la mitad de la pieza superior trasera, ya que esa pieza iría sobre la tela doblada (el símbolo de herradura, a la derecha, indica "doblez de la tela").

Así que multiplicamos por 2 esa cifra, para saber el valor de la pieza superior trasera al completo en la zona del pecho: 25,1 x 2 =  50,2 cm.

Aplicamos la fórmula que les puse al principio:

Contorno de pecho = medida de la pieza superior delantera al completo en la zona del pecho + medida de la pieza superior trasera al completo en la zona del pecho = 48,6 + 50,2 = 98,8 cm

La holgura sería la siguiente:

Holgura = contorno de pecho del patrón - contorno de pecho de Pepita
Holgura = 98,8 - 103 = - 4,2 cm

¿Se han fijado? Como el tejido que recomiendan para este patrón es elástico, y quieren que quede muy ajustado en la zona del pecho, le han aplicado una holgura negativa.

¡No te pongas histérica, Pepita! ¡Madre mía, esta mujer! Ha empezado a chillar como una loca, que no piensa ir por la calle como un chorizo embutido.

Está bien... Como a Pepita  no le gusta ir prensada, se situaría en la siguiente talla, la 46, y volvería a hacer cálculos. Supongamos que con esa talla, en vez de -4,2, obtiene 0 cm de holgura. Le sigue pareciendo poca.

¡De acuerdo! Nos vamos a la talla 48, y nuevamente medimos. Supongamos que ahora la holgura fuera de 4,5 cm. Ea, Pepita ya está conforme. Nos plantamos en esta talla.

Por esta razón es que estamos haciendo los cálculos, para poder estimar si nos quedamos con una talla o con otra.

Imaginen que para este mismo patrón fueran a utilizar una tela plana. Entonces la holgura debería ser aún mayor. Como siempre, habría que medir, calcular, y decidir qué talla emplear.

b) Ahora queremos saber el contorno de cintura del patrón

Contorno de cintura = medida de la pieza superior delantera al completo en la zona de la cintura + medida de la pieza superior trasera al completo en la zona de la cintura


Talla 44. Delantero, pieza superior. La tela iría doblada por el lado izquierdo.

Me sitúo en la zona de la cintura en el patrón y obtengo un  valor de 21,7 cm, que correspondería a la mitad de la pieza superior delantera, ya que esa pieza iría sobre la tela, doblada.

Así que multiplicamos por 2 esa cifra, para saber el valor de la pieza superior delantera al completo en la zona de la cintura: 21,7 x 2 = 43,4 cm.


Talla 44. Espalda, pieza superior. La tela iría doblada por el lado derecho.
Otra vez, me sitúo en la zona de la cintura, en el patrón y obtengo un  valor de 22,2 cm, que correspondería a la mitad de la pieza superior trasera, ya que esa pieza iría sobre la tela, doblada.

Así que multiplicamos por 2 esa cifra, para saber el valor de la pieza superior trasera al completo en la zona de la cintura: 22,2 x 2 =  44,4 cm.

Aplicamos la fórmula que les puse al principio:

Contorno de cintura = medida de la pieza superior delantera al completo en la zona de la cintura + medida de la pieza superior trasera al completo en la zona de la cintura = 43,4 + 44,4 = 87,8 cm

La holgura sería la siguiente:

Holgura = contorno de cintura del patrón - contorno de cintura de Pepita
Holgura = 87,8 - 85 =  2,8 cm

Se podrían preguntar: "¿Si el tejido es elástico, por qué ahora la holgura es positiva?" Y yo les respondería que, aunque la holgura con este tipo de tejidos pueda ser  negativa, no quiere decir que siempre vaya a ser negativa. Dependerá del modelo, y en este caso, tal parece que el vestido, en la zona de la cintura, es un pelín suelto.

Recuerden... Hacemos estos cálculos, para saber exactamente con lo que nos vamos a encontrar, si llevásemos el patrón a la tela, y en base a ellos sacar nuestras conclusiones, y decidir qué talla escoger.

Pepita... ¿holgura de 2,8 cm? ¿Cómo la ves? ¿No? De acuerdo, de acuerdo. Una talla más entonces (talla 46). Es verdad que si le queda pelín flojo, es más fácil rectificar eso, que quedarse corta de tela.

4.3.- Conclusiones

Si Pepita escogiera la talla 44 iría muy prensada en la zona del pecho y algo más suelta en la de la cintura. ¿Le interesa?

Ella ya me ha dicho que quiere que su pechonalidad ande mucho más liberada, así que para ella, en base a los cálculos, será una talla 48, en cuánto a  contorno de pecho.

Pero... ¿y que pasa en la zona de la cintura? Pues podría quedarse con la talla 44, ya que tiene algo de holgura, pero aún así, prefiere escoger una talla más, la 46, para asegurarse libre de opresiones.

Así que, según la tabla de medidas de la revista, debería escoger una talla 44, pero según sus propias preferencias, escogería una talla 48 (recuerden, que cuando andábamos entre dos tallas, escogíamos la menos restrictiva).

4.4.- Consideraciones

- Si el patrón viniera con márgenes de costura incluídos, habría que restarlos. En este caso, tendrían que tener en cuenta que, si por ejemplo fuera 1 cm de margen de costura incluído en el patrón, en realidad habría que restar 4 cm al contorno de pecho y otros 4 cm al contorno de cintura (esto es así porque habría que restar 1 cm a cada costado del delantero, y otro cm a cada costado de la espalda).

- Si el patrón tiene pinzas, lorzas, tablas... Todo eso tendrán que tenerlo en cuenta, y restarlo también, porque lo que estamos haciendo es, midiendo sobre el patrón, calcular cuáles serían las medidas que tendría la prenda una vez cosida, que es lo que nos interesa (sé que me repito más que el ajo, pero así fijo lo interiorizan 😜).



Me ha quedado una entrada bastante densa, pero quería que fuera apta para los que no tuvieran ni idea del tema.

No se me aturullen, que teniendo los conceptos claros, los cálculos se hacen en un momentín, y se pueden ahorrar más de un disgusto (sobre todo cuando está implicada esa tela estupenda y maravillosa, que es imposible volver a conseguir). ¡Prueben, y ya me contarán!

¡Feliz fin de semana!

14 valientes

  1. ¡Muy fan de Pepita y sus holguras! Excelente tutorial, Dácil. Lo guardo como oro en paño para aprender a discernir patrones y tallas, y comparto para que tus sabios consejos lleguen a más costureras incautas y novatas como yo. :-)
    Un besote y mil gracias por el curro que te has pegado. ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Nuria! Cuando lo pongas en práctica, ya me contarás, que los patrones de revistas son muy traicioneros :P. Pepita sabe lo que quiere, y lo defiende con uñas y dientes. Eso de ir marcando chicha, nanay de la China. Prefiere ir "libre como el viento", jajaja. Un besote.

      Eliminar
  2. Yo lo he hecho siempre pero denotra forma. Busco la talla de lanrevista que asemeja a.mis medidas reales. Calco ese patrón. Y en ese patron hago las modificaciones con mis medidas.¿Para que me sirve el patrón inicial? Para las lineas exteriores como guia. No hay desperdicio ya que trabajaria con mis medidas a la línea del patrón guia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Genial, Mary! Cada maestrillo, tiene su librillo, y lo importante es llegar a buen puerto, independientemente del método empleado ;).

      Eliminar
  3. Me he leído esta pedazo de entrada y me ha dado pena no haberla encontrado cuando empecé a coser. ¡Lo bien que me hubiese venido por aquel entonces! Está super bien explicado, se entiende con muchísima claridad y además, contiene información muy valiosa. Gracias a este método podremos ahorrarnos más de un disgusto y también podremos aprovechar mejor nuestras telas �� Pd: ¡Pepita mola mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Susi! Da mucho coraje ponerte a coser la prenda y darte cuenta que no es la talla adecuada. A mí me desquiciaba totalmente. Así no vamos a ciegas, ¿verdad? Pepita tiene las ideas muy claras, sobre lo que quiere, y así es más fácil tomar decisiones :P.

      Eliminar
  4. Estupendo tutorial Dácil!!! Más de una vez hice eso antes de calcar, vale mucho la pena perder tiempo con las cuentas pq más adelante ahoras tiempo. Sólo ahora veo que has cambiado la cara del blog y me encanta! esta super profesional!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Mary! Justo eso, es lo que pienso yo. El tiempo que "pierdes" haciendo esto, luego lo ganas.
      La anterior plantilla del blog me daba muchos problemas, y los Reyes Magos, que tienen un oído fino, decidieron regalarme una nueva. Herpark es muuuuuu profesional.

      Eliminar
  5. Hola! yo también hago eso mismo cuando pruebo patrones de revistas nuevas. Pero el ancho del hombro lo tengo que reducir siempre, aunque las demás medidas me vayan bien. Y si opto por una talla mas como Pepita, hablamos de un centímetro y medio por lo menos. Eso implica ajustar la manga, la sisa,... qué pereza.
    A mi también me gusta el nuevo blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sara, yo casi siempre tengo que ajustar pecho, respecto a cintura-caderas, ya que suelo tener una diferencia de dos tallas entre una y otras, y aparte de eso, si es manga larga, tengo que acortar el largo, y aumentar el ancho, y es entonces cuando lo paso a la tela. Así me pego la vida, para coser cualquier prenda. Y es que tienes razón... ¡Da mucha pereza! Pero lo bueno es que una se va conociendo, y sabe dónde tiene que prestar especial atención para que el patrón quede bien. Es lo que pasa cuando no se tiene medidas estándar :P.
      Estoy encantadísima con mi nueva plantilla. Fue dar los datos que me solicitó Noelia y... ¡pum! Blog monísimo, al canto. Ahora me toca/nos toca disfrutarlo.

      Eliminar
  6. Año nuevo, cara nueva!!! Qué chulo el blog, Dácil, el día que haga más caso al mío igual me lo planteo. Me encanta esta entrada con pasos, indicaciones, consideraciones,..... es muy práctica y muy recomendable todo lo que dices. Yo también suelo medir el patrón o, a veces, superpongo alguno básico de los míos, para ir comparando. En cualquier caso, es mejor ir sobre seguro antes de cortar ninguna tela.
    Bravo, Dácil!! Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Nekane! Es verdad que comparar con patrones base también ayuda. Estos últimos años me he expandido, y los míos no me valen. Tengo pendiente volver a hacerlos, que tengo el "Metric Pattern Cutting" muerto de risa, sin estrenar. Pero son taaantas cosas las que quiero hacer. Poco a poco...
      Yo la verdad es que no escribo tanto en el blog como me gustaría, pero me encanta verlo bonito y bien ordenado. ¡Eso me motiva! Y bueno, que supongo que para ustedes la experiencia también será más agradable, ¿no? La plantilla es responsive, adaptada a móviles, y da gusto verla por allí. Prueba, y verás :P. Un besote, artistaza. P.D. ¡En naa es tu cumpleee!

      Eliminar
  7. Gracias por el tutorial, Dácil. Es un método que he utilizado a veces, cuando no estoy segura y me da miedo liarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti, Helena! A mí me suele quedar todo súper grande, así que las armadas las he podido solucionar, pero no hay necesidad, que siempre queda mejor todo, si desde un primer momento se coge la talla adecuada. Ahorro de tiempo y de tela. ¡No más liadas pardas! (Mmmm... Ése tendría que haber sido el título de mi entrada, jajaja).

      Eliminar

¿Habemus comentarios? Que sí, que sí, que sí, que se merecen una olaaaaaaaaa, porque me encanta leerlos, y me hacen muchísima ilusión. Pero los comentarios para autopromocionarse, y los manifiestamente ofensivos... esos se autodestruirán en ¡tres, dos, unoooo! ¡Boom!