31 de diciembre de 2014
Blogersando: cinco propósitos para 2015

Blogersando: cinco propósitos para 2015

Hace unas cuantas semanillas, Srta. Palomo nos propuso escribir en los comentarios de su entrada nuestros propósitos para 2015. Así, transcurrido el año, nos haría una entrevista, para ver qué tal nos habría ido con ellos. Me pareció una idea estupenda, así que allí está mi comentario ;).

Como estamos a las puertas del nuevo año pensé que, ya que tiendo bastante a la dispersión, una buena forma de tener presente mis propósitos sería soltarlos por aquí. Y si encima les tengo a ustedes de testigos, pues más me animaré a cumplirlos:

  1. Aprender a hacer fotos decentes (sólo fisgoneen un pizco, y entenderán a qué me refiero).
  2. Mis proyectos "olvidados" deben estar finiquitados antes de que acabe el 2015 (y debo decir que ya tengo uno que va camino de convertirse en "olvidado", glups).
  3. Coser más que este año (creo que no será complicado, porque es ahora cuando estoy cogiendo ritmillo).
  4. Aprender a tejer con telares (y más me vale intentar cumplir este propósito cuanto antes, porque de nada que haga calor haré "tururú, que te vi", que me conozco).
  5. Usar la elíptica dos veces por semana (éste es el que sin duda más me va a costar. ¡Ayyyyyyyy!).

Para poder cumplir con el punto 3. tendría que hacer recuento de lo cosido hasta ahora. Problema... Llevo más de un año haciéndolo, y hay cosas que no recuerdo si son del 2013 o no. No pasa nada. Lo meto todo en el 2014, y a correr XD:



Ya se habrán percatado de que no me entusiasma nada la "costura del hogar" (dícese cortinas, cojines, fundas para sillones, etc, etc). Siempre que me piden hacer algo de eso me escaqueo que da gusto XD.
Es curioso... Lo que realmente me encanta es coser ropa, y sin embargo no he cosido demasiada. Eso va a cambiar, juas, juas, juas.

Editada: Como de "propósitos costuriles" ha ido toda mi entrada (bueno, no toda, pero casi), lo justo es que les enseñe alguna cosilla entre tanta cháchara. Así que aquí les dejo mi primer y único adorno cosido estas Navidades, con "grito de guerra incluído", y con mis mejores deseos.

Sí, sí, lo sé. Increíble cómo el cascabel vence a la ley de la gravedad. Mi trabajito me dió :P.
Tutorial y patrón del árbol de Navidad, de la vie en DIY. Muchas gracias, Isabel.
Telas y cascabel, de tienda física.

24 de diciembre de 2014
Vistiendo a una duendecilla

Vistiendo a una duendecilla

¿Qué hacer cuando una tela te susurra en qué quiere convertirse, con su voz suave y persuasiva? Pues hacerle caso :P.
Ésta en concreto se hizo muchísimo de rogar, porque me tardó casi tres semanas en llegar. Si a eso le sumamos mis dos semanas fuera de combate, pues resulta que un regalo que pretendía ser prenavideño, se volvió totalmente navideño. Estaba claro. Esta entrada estaba destinada a formar parte de la maravillosa propuesta de Rosy y Sacramento, Share-in-Style, #Christmas.

Aquí les dejo mi obra de arte. Un pantalón de bebé súper fácil de coser y muy cómodo (bueno, si fuera bebé, seguro me lo parecería :P). El patrón es el "Xiana", con tutorial incluído. ¡Gracias, Mi Mara Mundo!

No fue a propósito, pero los colores son ultranavideños, jijiji. Tela elegida por "J".
Y fue ver el pantalón, imaginarme a la destinataria con él, y pensar: "¡Se verá como una duendecilla! ¡Tan adorableeeee!".
18 de diciembre de 2014
Las tres r: rápido, resultón y reversible

Las tres r: rápido, resultón y reversible

Después de estar un par de semanas inoperativa (todavía me asombra que unos bichos tan chicos pudieran hacer tanto daño, pero ahí estaban ellos, en mi estómago, afincándose la mar de a gusto, y dándome guerra), tenía un mono impresionante de coser.

¿Y qué mejor modo de retomar los buenos hábitos que con el "Cose conmigo un estuche" de Alicia? 
Tengo un purrón de telas sin usar, así que me dije que esta vez no compraría ningunita, que tendría que apañarme con las que ya tenía. ¡Nada de acumular!

Muy bien, pero es que no tenía cremallera de 30 cm. Llovía, pero eso nunca desviaría a una buena costurera de su misión, así que a por la cremallera fui. 
Problema 1: Había bastante gente en la tienda (¿de dónde sacaría yo que en un día de lluvia la gente se quedaría en casa con su chocolate caliente?), y eso significaba una señora cola, y una aún más señora espera.
Problema 2: Si hay mucha gente, me aburroooooooo, y tengo que curiosear lo que hay en la tienda, para matar el tiempo.
Problema 3: No es una simple mercería dónde fui. Es el paraíso de toda costurera, con lo cuál...
Problema 4: No tengo voluntad, y al final terminé comprando tres telas ultranavideñas, y un par de cosillas más. ¿Donde quedó lo de "no acumular telas"? Así me gusta, Dácil, que tengas claro tus objetivos :P.

Bueno, que me lío. Paso a enseñarles mi estuche (con telas que tenía por casa, jajaja), con sus tres "R".

Aquí al derecho
Una lástima no poder hacerlo reversible, porque tal y como lo explica Alicia, queda perfecto por derecho y revés.